En la noche del pasado viernes, ocurrió un violento crimen que salió a la luz en las últimas horas. Se trata del asesinato a una mujer trans en la ciudad de General Roca, provincia de Rio Negro. Las fuentes policiales relataron un hecho colateral, cuando el asesino agredió previamente a su esposa, y en la maniobra de escape, se topó con la víctima fatal.

En principio, la secuencia caótica sucedió en el interior de una unidad habitacional con servicios y utilidades compartidas, en el Barrio Porvenir. En ese lugar, se desató la discusión entre el sospechoso, identificado como Emanuel Kaigar, y su esposa. Cuando el nivel de nerviosismo comenzó a aumentar, el agresor tomó un cuchillo, hirió a su pareja y se dio a la fuga.

En ese entonces es cuando aparece en escena la víctima fatal, Sofía Vera, la mujer trans de 47 años que resultó con una herida mortal producto de dos disparos en la cabeza, cuando salió de la habitación por los gritos de la discusión, junto con su otra amiga, quien afortunadamente no resultó afectada en el ataque. Los restos de Vera fueron velados en el cementerio municipal de General Roca. En tanto, la esposa del prófugo, como la segunda mujer trans involucrada en el hecho, recibieron asistencia médica, sin riesgos de perder la vida.

 

 

 



Se sabe que el matrimonio tiene un hijo de seis años fruto de la relación, y que en el momento del ataque, Kaigar llamó a una de sus amigas para que cuide de su descendiente y así lograr escapar de la policía. Sin embargo, la mujer fue detenida al poco tiempo y el niño quedó a disposición de la familia de la madre herida.



 

Crimen de Sofia Vera, la mujer trans de Rio Negro: ¿muerte por odio al género?

 

 

 

Se estudia la posibilidad de que el agresor Emanuel Kaigar haya tomado la decisión de atacar violentamente contra las mujeres trans por cuestión de género. En tanto, el fiscal de la causa, Ricardo Romero, ordenó la autopsia para determinar con exactitud los detalles del crimen.

También, desde la Asociación de Trans y Trabajadorxs Sexuales de la ciudad neuquina alzaron la voz en señal de protesta por el reciente crimen de Sofia Vera, y repudiar el "brutal odio" que mantiene parte de la sociedad con la comunidad trans.

 

 



Esta organización, con nacimiento en el 2013, busca generar conciencia del problema las personas trans y trabajadoras sexuales "no se sientan desterradas de su cuerpo, ni de la sociedad que las margina".

La presidenta de la entidad, Georgina Colicheo, es una de las activistas que apoyó la creación de la entidad a partir de la discriminación que sufrió una mujer trans luego de episodio delictivo. La titular denunció al hospital local por no asistir a la persona damnificada para curar las heridas ocasionadas por el robo, y acusaron al personal hospitalario por discriminación ya que "no respetaron su identidad de género autopercibida"

Ver comentarios