Héctor Virgilio Villalba, de 59 años y apodado como "El monstruo de Conchayoj" recibió 13 años de prisión
por parte de la Justicia santiagueña tras ser condenado como culpable de "abusar sexualmente" de su hijastra durante más de 20 años y producto de estos ataques sexuales la joven, que era víctima desde que tenía 11 años, tuvo 10 hijos.

Según declaró que la joven abusada su padrastro "comenzó a violarme a los 11 años, cuando mi madre se fue de casa y a los 14 tuve a mi primer hijo".  La vivienda está ubicada en el paraje Conchayoj, población rural del departamento Sarmiento, ubicada a 120 kilómetros al sur de la capital santiagueña.

Además, la víctima recordó su padecer: "Me llevaba al monte, al obraje, para que lo ayude y le cocine y ahí comenzó a violarme, me agredía a latigazos si me negaba y todos mis hijos nacieron en el rancho y él los anotaba y les daba su nombre".

Por último, sostuvo que tras las reiteradas violaciones "nacieron 10 hijos, dos de los cuales fallecieron y por orden de él los enterré en el fondo de la casa".

De esta manera, la fiscal Aída Farrán Serlé solicitó 16 años de cárcel para el acusado, al igual que los abogados querellantes, José Elías y Gonzalo Rafael. Tras la citada sentencia el degenerado fue procesado por "abuso sexual con acceso carnal reiterado, agravado por la condición de guardador".