Gracias a un operativo que se realizó en la localidad bonaerense de Merlo, los pesquisas policiales lograron detener a un individuo, quien era buscado por haber violado y corrompido sexualmente, en reiteradas oportunidades, a su hijastra. El sospechoso logró permanecer siete años en condición de prófugo y tras haber sido denunciado en 2015 por la madre de la pequeña.

Los voceros del departamento judicial de Morón revelaron a cronica.com.ar que el sujeto, de 54 años, fue apresado como saldo de un allanamiento, que se efectuó en una finca situada en la calle Mario Bravo, en el citado distrito, en el oeste del conurbano provincial.

 

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, las diligencias estuvieron a cargo de los servidores públicos destinados en la comisaría 1ª de Merlo y a raíz de una denuncia penal que la ex concubina del hombre, de 35 años, había radicado el 26 de abril de 2015. Trascendió que en aquel momento, la mujer sostuvo en el expediente que su pareja había sometido sexualmente a la criatura, de 12 años, en diversas ocasiones.

Autoridades de la Estación de Policía de Merlo y de la Superintendencia de Seguridad del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) de la Zona Oeste Uno se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

 

Por motivos legales, no divulgaremos los datos filiatorios de las distintas personas implicadas en la situación.

Intervinieron en la causa, que fue caratulada “Abuso sexual con acceso carnal agravado y corrupción de menores”, la Unidad Funcional N° 10 y el magistrado Pedro Luis Albini, titular del Juzgado de Garantías N° 6, ambos pertenecientes a los tribunales de Morón.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios