Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

La localidad bonaerense de Parque San Martín, en el partido de Merlo, se convirtió en escenario de un tremendo y aberrante suceso, ya que un peligroso degenerado raptó a una vecinita de 12 años y la violó salvajemente en un terreno baldío. Pesquisas policiales lograron detener al pervertido, que desarrolla tareas de albañil y que le había robado la bombacha a la pequeña.

Voceros de los tribunales de Morón revelaron a cronica.com.ar que los hechos comenzaron en la noche del jueves cuando el sátiro, de 42 años, interceptó a la menor a pocos metros de su finca, situada en Gabriela Mistral al 1200, entre Azara y Alpatacal, en las proximidades de las vías del Ferrocarril Manuel Belgrano en el citado distrito, en el oeste del conurbano provincial.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el individuo trasladó a la chica, por la fuerza, a un descampado de dicha zona, donde la despojó de sus prendas de vestir y la sometió sexualmente.

La madre de la menor, Cinthia, manifestó a Crónica: "Estaba junto a mi hija caminando y ella se adelantó en el camino. En un momento, no la vi más. Pensé que había caminado muy rápido pero no. Un hombre se la había llevado hacia los pastizales".

Agregó: "No es la primera vez que pasa algo así. Los pastizales de ese descampado son muy altos, vive gente muy peligrosa allí. La bestia que violó a mi hija vive ahí. Además, el lugar los ayuda a esconderse facilmente. Necesitamos que alguien saque a esos delincuentes". 

En cuanto a la situación de salud de la pequeña, manifestaron que la joven está internada en el Hospital Municipal Eva Perón. La nena está fuera de peligro y tiene heridas de consideración. 

Gracias a los diversos datos aportados por los habitantes del humilde vecindario, los servidores públicos de la comisaría de Parque San Martín (3ª de Merlo) y del Comando Patrulla (C.P.) del distrito empezaron a rastrillar las distintas calles del lugar y, de esta manera, en las inmediaciones de Azara al 2900, entre Maestra de Merlo y Ramsay, apresaron al violador, que se desempeña en tareas de albañilería, oportunidad en la que se estableció que presentaba rasguños en el brazo izquierdo, al haber forcejeado con la nenita, y restos de barro y pasto en sus ropas. En poder del agresor fue incautada la bombacha robada a la pequeña.

Mientras tanto, las pericias realizas a la chica posibilitaron establecer que tenía lesiones en las partes íntimas. Intervino en la causa, que fue caratulada " Abuso sexual con acceso carnal", la doctora Giselle Verónica Rima, de la Unidad Funcional N° 4 del departamento judicial de Morón.

Familiares denunciaron que no es la primera vez que ocurre un hecho similar. 
El detenido tenía su casa en medio de los pastizales.