La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) entrega un subsidio de hasta $240.000 para la refacción y ampliación de viviendas. El organismo previsional realiza la acreditación en el marco del programa  Mi Pieza, del Ministerio de Desarrollo Social. El plan, que reabrió su inscripción el lunes último, está destinado a mujeres de barrios populares de todo el país que necesiten efectuar mejoras en sus respectivos domicilios.

Para acceder al programa se requiere el Certificado de Vivienda Familiar. Para saber de manera online si se lo tiene, se puede acceder a "Mi ANSES" con la Clave de Seguridad Social a través del sitio anses.gob.ar. Mediante la pestaña “Programas y Beneficios” se lo puede verificar.

Por su parte, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación anunció la reapertura de la anotación para acceder a lo que representará el cuarto sorteo del programa Mi Pieza en su cuenta de Twitter. "A partir del lunes 23 de mayo abrimos una nueva inscripción para que accedas a la posibilidad de ampliar, remodelar y mejorar tu vivienda", comunicó la cartera a cargo de Juan Zabaleta.

Todos los requisitos 

-  Ser mujer (cis o trans).

- Tener más de 18 años.

- Ser argentina o tener residencia permanente.

- Ser residente de un barrio popular del Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP).

- Contar con el Certificado de Vivienda Familiar gestionado en "Mi ANSES"

 ¿Cómo se entrega este subsidio?

Las cifras se adjudican por sorteo. El último, que fue el tercero de este progama, se reralizó el pasado 14 de febrero. Se habían anotado unas 220.000 mujeres, de las cuales 35.000 resultaron beneficiadas.

El presidente Alberto Fernández había ratificado la continuidad del plan en su discurso del 1° de marzo ante la Asamblea Legislativa en el Congreso de la Nación.

“Continuaremos con el programa  Mi Pieza y lanzaremos el proyecto para el mejoramiento del espacio público en los barrios populares”, aseguró el primer mandatario en esa oportunidad.

¿Cómo se implementa el plan?

Una vez realizado el sorteo, las beneficiarias cobran primero el 50% del dinero. El 50% restante se recibe cuando se valida -dentro de los tres meses- el avance de la obra a través de una aplicación de celular.

Quienes no completen el avance de obra quedarán inhabilitadas para nuevas líneas de asistencia económica.