Sindicatos de docentes universitarios llegaron a un acuerdo con el Gobierno y aceptaron el incremento salarial que va del 21 al 26 por ciento más dos cláusulas de revisiones. El acuerdo llega luego de un extenso conflicto, según anunció el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro en una conferencia de prensa. 

"Firmamos la discusión salarial de docentes universitarios con cinco de los gremios que estuvieron presentes. En la reunión hubo un clima cordial y la oferta implicó un esfuerzo para el Gobierno", dijo Finocchiaro. 

Agregó: "No hay más lugar para paros. Los que no están de acuerdo podrán manifestarse con otras medidas". 

La propuesta fue presentada por el Ministerio a principio de esta semana y implica aumentos según los cargos con revisiones en noviembre-diciembre y enero-febrero. 

De acuerdo con el acta, los aumentos para los titulares serán del 24 por ciento, para los adjuntos del 25 por ciento, para los jefes de trabajos prácticos un 25,5 por ciento y 26 por ciento para los ayudantes.