“Nunca olviden que ustedes son el resultado del esfuerzo del pueblo argentino, por eso les pido que nunca pierdan ese compromiso y que respeten a cada ciudadano y ciudadana”, expresó este mediodía el presidente Alberto Fernández al encabezar, en el Colegio Militar de la Nación, ubicado en la ciudad bonaerense de El Palomar, la tradicional ceremonia de egreso conjunto de los subtenientes, guardiamarinas y alféreces de las Fuerzas Armadas

Quiero que pongan en valor la democracia, como también quiero que la democracia ponga en valor a las Fuerzas, pidió a los recién graduados el Presidente.

“Ustedes no son una camada más, son una muy especial porque terminó de formarse en un tiempo muy singular de la humanidad”, expresó el mandatario en el inicio de la ceremonia, y al mismo tiempo agradeció a los jefes de las Fuerzas Armadas “por el modo en que ayudaron a enfrentar la pandemia” en el marco del Plan Manuel Belgrano, “que se movilizó para ayudar a nuestros compatriotas en un momento muy difícil”. “Todos los argentinos y todas las argentinas debemos estar agradecidos”, reflexionó.

El Presidente en la tradicional ceremonia de egreso de las Fuerzas Armadas.

Acompañado por el ministro de Defensa, Jorge Taiana, Fernández destacó: “Desde mi llegada al Gobierno presté especial atención para que nuestras Fuerzas Armadas sean una institución atendida por el Estado, porque no hay ningún país en el mundo que pueda prescindir de sus fuerzas”. 

Por eso nos ocupamos de poner en orden la cuestión salarial y también para que tengan capacidad operativa, y por eso creamos el Fondo de la Defensa”, dijo y remarcó: “Hay toda una economía que se mueve detrás de la producción en Defensa que genera trabajo y ayuda mucho al crecimiento de la Argentina”.

En otro tramo de su exposición celebró que “todo esto ocurre en el mismo momento en el que la Argentina lleva 38 años ininterrumpidos de democracia”, y consideró que tiene un “enorme privilegio como Presidente: que todos los oficiales que conducen hoy las tres fuerzas se hayan formado en democracia”. 

A su vez, el Jefe de Estado invitó a los egresados a “trabajar con nuestros países hermanos en un programa de defensa común de Latinoamérica, en un tiempo en el que el mundo se ha dado vuelta y nuestro continente se ha desunido singularmente”.

El Presidente tomó juramento de fidelidad a la Constitución Nacional a los 290 flamantes oficiales: 185 subtenientes del Ejército (49 mujeres y 136 varones); 58 guardiamarinas de la Armada (8 mujeres y 50 varones) y 47 alféreces de la Fuerza Aérea (6 mujeres y 41 varones). Entre los egresados hay 4 becados -2 varones y 2 mujeres- provenientes de Panamá y Bolivia.

Alberto Fernández tomó juramento de fidelidad a la Constitución Nacional a 185 subtenientes del Ejército (49 mujeres y 136 varones).

Participaron también de la ceremonia, realizada en el Patio de Honor de la institución, los jefes del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, teniente general Juan Martín Paleo; del Ejército, general de división Guillermo Pereda; de la Armada, almirante Julio Horacio Guardia; y de la Fuerza Aérea, brigadier general Xavier Julián Isaac.

En el final del acto, Fernández hizo entrega de los respectivos sables a los becados extranjeros y otorgó tres medallas del “Premio Presidencia de la Nación” a los primeros promedios del Colegio Militar de la Nación, de la Escuela Naval Militar y de la Escuela de Aviación Militar.

La agenda del presidente Alberto Fernández incluye a las 17 de hoy encabezar la inauguración de una unidad productiva de alta potencia y participará de la puesta en marcha de una planta para la elaboración de vacunas y productos biotecnológicos en los Laboratorios Richmond, en el partido bonaerense de Pilar. 

La planta que se inaugurará había sido visitada por el mandatario en febrero pasado y está diseñada para producir medicamentos con drogas de alta actividad indicados en tratamientos personalizados o de nicho, fundamentalmente para oncología o casos de esclerosis múltiple, y que por su complejidad son de alto costo.

Además, cuenta con tecnología de última generación y un sistema de alta contención que no existía en la región y brinda protección tanto a los operarios como al medio ambiente.