El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció este mediodía la elevación del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias a $280.792 mensuales, desde los $225.000 que rigen en la actualidad.

Guzmán formuló el anuncio en la explanada de la Casa de Gobierno, acompañado por el cosecretario de la CGT, Héctor Daer, y el titular de la cámara de diputados Sergio Massa, tras una reunión encabezada por el presidente Alberto Fernández en su despacho en la Casa Rosada.

Según Guzmán “esto implicará que 1.200.000 trabajadores menos que en 2019 tributen este impuesto”, al aumentar el tope a partir del que se tributa Ganancias desde los $225.000 a $280.792.

Mientras que Massa, impulsor de adelantar esta modificación, recalcó que fue “el Presidente de la Nación quien tomó la decisión de que el ingreso se vaya recuperando paulatinamente”. Además, aclaró que “solo quedan dos entidades sindicales por cerrar sus paritarias. El esfuerzo de adelantar paritarias requiere un esfuerzo adicional, para que lo que el trabajador gana en la paritaria no lo pierda”.

También habló Héctor Daer, titular de la CGT, para decir que “la recuperación del salario debe ser el objetivo de nuestro país, en un proceso que se tiene que mantener constante. Sostener la capacidad de compra del salario y que el que el salario le termine ganando a la inflación.

Asimismo, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, señaló este jueves en su habitual conferencia de prensa semanal, que Massa y Guzmán "han conversado en los últimos días" al respecto y que el legislador "insistió con el tema" para la adecuación del piso, que se anunciará este viernes.

Fuentes del Palacio de Hacienda señalaron que el proyecto de decreto que se está impulsando para actualizar el tope, a partir del que se tributa el impuesto a las Ganancias de las personas humanas, "comprende la actualización de la deducción especial en los dos tramos previstos en la ley original de acuerdo a las proyecciones actualizadas de salarios y, además, la exención de la primera y segunda cuota del sueldo anual complementario, para ese universo de contribuyentes, dado que la medida entrará en vigencia en el mes de junio"

"Es decir, además de la exención en el sueldo anual complementario también se amplía el límite para que los trabajadores en relación de dependencia beneficiados no tributen el impuesto a las ganancias", precisaron las mismas fuentes.

La carta enviada por Massa a Guzmán alertaba que el mínimo no imponible de $ 225.937 había quedado atrasado ante la evolución de la inflación y la presión sobre los salarios.

El 13 de mayo, el mismo día que recibió la carta de Massa, fue el propio Guzmán el encargado de confirmar que el piso del Impuesto a las Ganancias para los trabajadores en relación de dependencia se actualizará en función de la evolución de la inflación.

En su segunda carta a Guzmán, Massa reiteró su solicitud de actualización de manera inmediata del mínimo no imponible de Ganancias, luego una evaluación realizada por los equipos técnicos de la Cámara de Diputados, de la que se desprende que "los trabajadores y jubilados alcanzados se han incrementado sustancialmente en estos últimos dos meses".