El presidente Alberto Fernández arribó pasadas las 12.50 a la ciudad santafesina de Cañada de Gómez junto al ministro de Economía, Sergio Massa, y al gobernador local, Omar Perotti, para dar inicio a la reactivación del servicio ferroviario de pasajeros que unirá ese punto con la ciudad de Rosario.

Se trata de la primera actividad oficial que comparten el Presidente y el flamante titular de la cartera de Economía desde su asunción en el cargo el miércoles de esta semana.


Fernández y Massa -acompañados por el ministro de Transporte, Alexis Guerrera- arribaron en avión a la ciudad de Rosario, desde donde viajaron en el tren hasta Cañada de Gómez, en un trayecto de media hora.

De acuerdo al informe oficial, l as formaciones cuentan con capacidad para 900 pasajeros y, potencialmente, podrán beneficiarse cerca de 2.000 pasajeros por día que se movilizarán entre las estaciones de Rosario Norte y Cañada de Gómez, un recorrido que demanda 2 horas y 10 minutos y que posee paradas intermedias en Correa, Carcarañá, San Gerónimo, Roldán, Funes y Antártida Argentina.

 

 

 

 


Durante la presentación se mostraron tres coches de larga distancia, una locomotora y un coche generador que prestarán 16 servicios semanales. El costo del pasaje entre las estaciones cabeceras es de 120 pesos, y hasta la estación Roldán, que es mitad de recorrido, 60 pesos.

 


Los pasajes pueden ser adquiridos 24 horas antes, mediante la página web de la empresa o en las boleterías de ambas estaciones terminales. El servicio Rosario-Cañada de Gómez es el primer tren de cercanía que se instauró en Argentina fuera del AMBA a fines del siglo XIX, y fue cerrado por la dictadura militar en 1977.

 

 

 

Ver comentarios