Fue una semana larga para el Frente de Todos por los movimientos detrás del telón para llegar al miércoles con las medidas económicas acordadas entre la cúpula de la coalición de gobierno. Con la nueva etapa en marcha, el presidente, Alberto Fernández, retomó su agenda oficial y hoy a las 18 partió hacia Bogotá para participar de la ceremonia de jura y asunción del presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, y de la vicepresidenta electa, Francia Márquez Mina.

El viaje presidencial ya tiene confirmadas tres bilaterales aunque podrían sumarse más. La primera será mañana con la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, y las otras dos con el presidente de Bolivia, Luis Alberto Arce, y Petro, serán el domingo.

"La presencia del presidente Fernández en la asunción de Petro representa la vocación de construir una Latinoamérica unida y en este tiempo de guerra redoblar el compromiso de constituir una Zona de Paz", aseguró en diálogo con Crónica.com.ar el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero, quien lo acompaña en la visita.

 

 

 

El canciller destacó el componente de paz que caracteriza a la región y que ya viene siendo un distintivo sumamente valorado por otras zonas en tiempos en que la guerra en Ucrania, que comenzó con la invasión rusa en febrero de este año, continúa afectando la economía global, especialmente a los países en desarrollo.

Así se lo hicieron saber a Alberto Fernández durante sus últimos contactos con líderes europeos, asiáticos y norteamericanos. Y el presidente argentino lo remarcó en la última Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados en Paraguay. 

En su discurso, destacó: “Tenemos una enorme suerte. Somos una zona de paz. Aunque seamos el continente más desigual, no tenemos vocación de guerra. El mundo que se viene es el mundo de las regiones, no de los países. Y debemos hacer fuerte al Mercosur y a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)”.

 

 

En Bogotá, Alberto Fernández tendrá la posibilidad de conversar estas cuestiones y otros asuntos con varios de los invitados, entre los que está previsto que asistan el rey Felipe VI de España; los presidentes de Chile, Gabriel Boric; de Ecuador, Guillermo Lasso; de República Dominicana, Luis Abinader, y de Panamá, Laurentino Cortizo, y la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, entre otros representantes.

 

Gustavo Petro y Francia Márquez Mina ganaron las elecciones y gobernarán el tercer país más poblado de América Latina.

 

Cuando Petro y Márquez Mina ganaron las elecciones en segunda vuelta, Fernández celebró su triunfo “porque Colombia y América Latina lo necesitaban, y porque aspiro a que poco a poco América Latina vaya encaminándose a ese lugar, en donde podamos estar unidos y construir la patria en unidad que nos hace falta".

Días atrás, la vicepresidenta electa Márquez Mina visitó la Argentina, y se reunió con  Fernández en Casa Rosada, y con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el Senado. La activista medioambiental y feminista será la primera vicepresidenta negra de Colombia, un país hasta ahora gobernado por élites de hombres blancos.

 

F.G.

Ver comentarios