El presidente electo Alberto Fernández anunció que enviará un proyecto de ley de despenalización del aborto al Congreso y afirmó que espera que el debate no se convierta "en una disputa entre progresistas y conservadores", como sucedió cuando fue debatida la iniciativa el año pasado para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana catorce.

"Va a haber un proyecto de ley mandado por el Presidente. Tan pronto lleguemos", confirmó Fernández. Al respecto, reiteró que es "un activista de ponerle fin a la penalización del aborto" y aseguró que va a "intentar que (la ley) salga cuanto antes".

El Congreso nacional debatió en el 2018 un proyecto de legalización del aborto que generó fuertes divisiones dentro del Congreso y en la sociedad, pero no pudo ser aprobado, ya que fue rechazado por el Senado.

Fernández manifestó que quisiera que el debate "no sea una disputa entre progresistas y conservadores, entre revolucionarios y retrógrados, es un problema de salud pública" que deben "resolver y hay que asumirlo así".

"Hay que respetar a la mujer que siente que es un derecho sobre su cuerpo como a la mujer que siente que Dios no le permite hacerlo", consideró Fernández.

En ese sentido, aseguró que hay que respetar a "la mujer que siente que es un derecho sobre su cuerpo como a la mujer que siente que Dios no le permite hacerlo". "Hay que quitarle esa dosis de pañuelo celeste y pañuelo verde. No tiene que haber dos pañuelos, tenemos un problema", afirmó Fernández en diálogo con Página 12.

También afirmó tener la voluntad de que "haya muchas mujeres debatiendo a la par de los hombres", que su futuro gabinete de ministros buscará ser "paritario" y que "por eso también" crearon "el Ministerio de la Mujer, la Igualdad y la Diversidad".

Soluciones para jubilados y endeudados UVA

El presidente electo prometió que los medicamentos serán gratuitos para los jubilados a partir del próximo gobierno y que buscará una "solución" para las familias endeudadas con créditos hipotecarios actualizados por la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA).

En ese sentido, aclaró que "nada hay más urgente que la pobreza y el hambre", problemas a los que ubicó un escalón por encima de resolver los vencimientos de deuda, en la lista de prioridades de su futura gestión. "Después hay urgencias de otro tipo: la deuda, la Justicia, la educación. Devolver la ciencia y la tecnología al lugar que corresponde", añadió.

Respecto a los créditos UVA, que son actualizados por costo de vida y registraron una fuerte suba de cuotas como consecuencia de la inflación y las sucesivas devaluaciones, Fernández dijo que "ese es un problema" que ya lo vivieron cuando llegaron "al gobierno en 2003, había 4.000 campos hipotecados a punto de ser ejecutados por deudas impagas," y lo resolvieron.

"Me comprometo a que no paguen más medicamentos. Hay que empezar a ordenar la suerte de los jubilados", aseguró el presidente electo.

"Con la misma lógica vamos a tener que resolverlas. Daniel Lipovetzky (diputado del PRO) tenía un proyecto de ley sobre alquileres y otro deudores de UVA, así que le pedí que lo rescatemos para ver qué solución podemos encontrar por esa vía", adelantó.

En cuanto a los jubilados, explicó: "Me comprometo a que no paguen más medicamentos. Hay que empezar a ordenar la suerte de los jubilados".

Fernández también expresó su posición de construir una "clase media más poderosa en la Argentina""(Mauricio) Macri me ha metido en el túnel del tiempo y después de dar vueltas por el espiral terminé cayendo en los años de Néstor (Kirchner). Aunque sin Néstor, pero con Cristina (Fernández). Vivo un déjà vu. Esto será como volver al futuro, las situaciones son muy parecidas. Muchos me dicen que el contexto internacional nos perjudica. Pero no estoy muy seguro de eso y hasta creo que todo lo contrario", sostuvo.

LEÉ TAMBIÉN: "Que el único objetivo sea terminar con el hambre"

Además remarcó que "hay que hacer un Presupuesto de verdad porque el que envió el Gobierno es una gran mentira". "Por ahora lo que puedo decir es que nosotros estamos viendo mandar un paquete de leyes que resuelve este tema y va a funcionar el Congreso lo que queda de diciembre", indicó.

Impuestos a las ganancias

"Lo que es razonable es que alguien que vive de un sueldo no pague Ganancias. Pero también es razonable que un país no tenga seis puntos de déficit fiscal. Todo es razonable. Hay que ir viendo cómo se van compatibilizando poco a poco las cosas", señaló el presidente electo al tiempo que aseguró que su futura administración será que "un sueldo no pague impuestos a las Ganancias".

Y reflexionó: "El impuesto a las Ganancias se llamaba impuesto a las rentas. Y el que vive de un sueldo no vive de las rentas de su trabajo. Hay que ir poco a poco sacándolos como sujetos de imposición del impuesto y corrigiendo poco a poco el déficit".

"Un sueldo no pagará impuestos a las Ganancias", afirmó Fernández.

También indicó que los sectores medios, castigados por la economía actual, son "básicamente los comerciantes y algunas pequeñas y medianas empresas". Al respecto, estimó que "cuando la economía se mueva todos van a verse beneficiados, y hay que trabajar en ese sentido. Hay que hacer una clase media más poderosa en Argentina".

"En la inflación, hay componentes psicológicos"

Para Fernández, existe un "componente psicológico" entre las razones por las cuales los precios aumentan en la Argentina y afirmó que el factor más importante es la "economía concentrada" en pocas empresas.

"Hay algo que los economistas llaman la "inflación autoconstruida", que son componentes psicológicos. Si Clarín publica en tapa que voy a dar un aumento del 35 por ciento de los salario, mucha gente para prevenirse aumenta 10 ó 15 por ciento de los productos", sostuvo.

LEÉ TAMBIÉN: La inflación de octubre fue de 3,3%

En ese sentido, señaló: "En la Argentina la inflación autoconstruida es un problema muy serio pero no está solo en los grandes productores sino en el que tiene un kiosco o un negocio", al tiempo que advirtió que entre los causantes de la inflación "hay un segundo componente y es la concentración de la economía".

"La concentración no sólo existe en materia de telecomunicaciones. La economía también se concentra. En sectores como la panificación el 80 por ciento está en manos de un operador. En el lácteo, donde casi el 100 por ciento está en manos de dos. En el cervecero donde todo está en manos de tres operadores", criticó.

"En la Argentina la inflación autoconstruida es un problema muy serio pero no está solo en los grandes productores sino en el que tiene un kiosco o un negocio", consideró el nuevo mandatario.

También apuntó al actual Gobierno: "(Mauricio) Macri pensó que la inflación se combatía bajando el consumo. Y dijo si bajo el consumo, bajo la demanda y los precios bajan. Y cómo bajo el consumo: no dando aumentos de salarios y además les saco a los bancos el dinero para que no lo presten y así inventó la Lebacs y las Leliq pagando tasas siderales en cada momento. El resultado es que lleva cuatro años con esa idea. Y en los cuatro años no funcionó".

Un "esfuerzo" de petroleras, minería y el campo

"En la Argentina que viene todos tenemos que hacer un esfuerzo. Lo tendrá que hacer el sector del petróleo, el minero y el del campo. Todos los que producen tendrán que hacer un esfuerzo", adelantó el mandatario electo.

Explicó que le "encantaría no cobrar retenciones pero le hubieran dicho a (Mauricio) Macri, que me va a dejar 5 ó 6 puntos de déficit fiscal""Díganme cómo quieren que tenga déficit cero sin mejorar mis ingresos. Una parte lo voy a mejorar haciendo crecer la economía pero en un primer momento van a tener que hacer un aporte todos", aclaró.

LEÉ TAMBIÉN:  Alberto Fernández en la CGT: "Al país lo arreglamos entre todos, trabajando juntos"

Por otro lado, Fernández se mostró confiado en que si su gobierno logra poner en marcha la actividad económica "todos van a verse beneficiados".

"Queríamos tener la oportunidad y nos la dieron. Tengo una gran alegría porque sabemos que ahora vamos a decidir nosotros y por lo tanto vamos a prestarle más atención a los que más sufren, cosa que no pasó hasta ahora", señaló.

Nielsen, ¿ministro de Economía?

Fernández afirmó que si bien escucha "mucho" a Guillermo Nielsen, en la renegociación de deuda externa decidirá él en su carácter de jefe de Estado. "Lo escucho mucho pero estas cosas la decido yo. Creo que él está preocupado, yo también estoy preocupado por resolver esto. Pero no hay que correr detrás de los tiempos de los acreedores, hay que correr detrás de los tiempos de los argentinos", enfatizó.

Reconoció que Nielsen estará muy cerca suyo "sin ninguna duda", aunque aclaró: "No sé dónde, pero va a estar cerca porque es alguien que valoro mucho".

"Tenemos que volver a encender la economía. Mis socios más importantes en el gobierno van a ser los que exporten".

"Hoy en la Argentina se venden solo 100 dólares por ventanilla. Lo que te están diciendo es que no hay más dólares. Si no hay más dólares hay que recuperarlos. Eso se consigue exportando y para eso hay que poner de nuevo en funcionamiento la economía", sostuvo Fernández.

LEÉ TAMBIÉN: ¿Cómo estará conformado el Gabinete de Alberto Fernández?

Además advirtió que la industria alimenticia "tiene el 50% de la capacidad instalada en desuso". "Eso es tener la economía apagada. Pues tenemos que volver a encender la economía. Mis socios más importantes en el gobierno van a ser los que exporten. Porque lo exporten son los que traen divisas", remarcó.

Críticas al gobierno autoproclamado de Bolivia

"¿Cómo vamos a seguir avalando a una mujer que un día se le ocurrió autoproclamarse presidenta ante un Congreso vacío?", rechazó Fernández sobre la autoproclamación de  Jeanine Áñez como mandataria provisoria del país vecino. 

El próximo mandatario ratificó su defensa a Evo Morales y cuestionó la legitimidad de Áñez. "Los factores de poder de Bolivia nunca soportaron que Evo Morales, un indígena, gobierne ese país", remarcó el dirigente del Frente de Todos en declaraciones a Página 12.

Jeanine Áñez.

Además, Fernández aseguró que "es muy importante la unidad latinoamericana y toda interrupción democrática es un problema y complica la posibilidad de esa unidad". "No sé cuántos muerto hay hoy en Bolivia pero el vicepresidente (Álvaro) García Linera me dijo que era una cantidad muy importante", agregó.

Relaciones con Estados Unidos

"No creo que debamos confrontar con los Estados Unidos", afirmó el presidente electo a la vez que consideró Macri "declaró el default de la deuda el día que anunció el reperfilamiento".

Al ser consultado sobre si el vínculo con la administración de Donald Trump pasaría por la negociación con el FMI, Fernández respondió: "Por todo. El tema de la deuda es fuerte. Pero también hay argentinos que viajan a los Estados Unidos que nosotros debemos respetar y preservar, hay muchos argentinos viviendo allá".

"Es una negociación y los tiempos hay que medirlos para lograr acuerdos cuando más nos convenga".

Respecto a esa renegociación, el futuro presidente dijo que el proceso "debe comenzar, no sólo porque está pendiente sino porque Macri ha declarado el default de la deuda el día que anunció el reperfilamiento".

LEÉ TAMBIÉN: Para el Financial Times, la victoria de Alberto "agita la diplomacia argentina"

"Los calificadores de riesgo lo llamaron default técnico, con lo cual ahí tenemos un problema que debemos resolver", sostuvo y luego agregó: "Es una negociación y los tiempos hay que medirlos para lograr acuerdos cuando más nos convenga. Tampoco es cuestión de salir corriendo para firmar cualquier cosa y que después terminemos arrepintiéndonos".

Ver más productos

San Jerónimo Ranuzzi, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Jerónimo Ranuzzi

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos