Con las excepciones de Cristina, protegida por sus fueros legislativos, y del ex canciller Héctor Timerman, excarcelado por motivos de salud, tanto Zannini como el ex líder piquetero Fernando Esteche, el islamista militante Jorge Khalil y el dirigente social Luis DElía seguirán detenidos a la espera del juicio oral, porque los camaristas evaluaron que los fundamentos de sus recursos son insuficientes.

Los nombrados, además de otros 11 acusados de presunto encubrimiento del atentado contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), deberán comparecer ante el Tribunal Oral Federal N° 9, el cual deberá resolver eventuales planteos de excarcelación por parte de los detenidos.

En cuanto a los procesamientos, el máximo tribunal penal rechazó por "inadmisibles" las apelaciones porque "las defensas no han logrado demostrar la existencia de un agravio federal debidamente fundado que habilite la jurisdicción" de Casación, según el fallo. Además sostuvo que no hubo una "crítica concreta y razonada" contra el fallo de la Cámara Federal.

Esta sentencia alcanza asimismo a los procesados sin prisión preventiva, el ex secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli y la ex procuradora del Tesoro, Angelina Abbona, entre otros.

Este expediente fue impulsado por el extinto fiscal del caso AMIA, Alberto Nisman, quien días después de radicar la denuncia apareció sin vida en su vivienda de Puerto Madero. Por la muerte de Nisman está imputado como partícipe necesario su asesor en informática, Diego Lagomarsino.