El concejal de Cambiemos en CastelliMartín Céspedes, volvió esta semana a ser el centro del escándalo. Es que, luego de haber sido denunciado en 2015 por el robo de durmientes del ferrocarril, sumó ahora un caso de utilización de influencia política para beneficiarse con obras del Estado de la provincia de Buenos Aires.

De esta manera, dos ex intendentes de la ciudad, el radical Ricardo Riva y el peronista Ricardo Orono, evalúan hacer una presentación en el Concejo Deliberante para pedir su destitución, por lo que no se descarta que la noticia tome trascendencia en las primeras sesiones ordinarias, según publicó el portal Infocielo.

La denuncia tiene que ver con que Céspedes gestionó de manera personal en el Gobierno bonaerense la construcción de dos puentes valuados en unos nueve millones de pesos que benefician directamente a campos de la propiedad de su familia.

De acuerdo a fuentes locales, consultadas por el citado medio, se trata de los puentes Linch y Cortejarena, dos conexiones poco transitadas y que no figuran como prioridad, ya que existen otros puentes pendientes de refacción que son “altamente transitados” por estar en caminos troncales y que son claves para la producción.

De hecho la obra, que está en su etapa inicial, según dio cuenta el portal Esquina al Campo, se encuentra a unos 50 kilómetros de distancia del casco histórico de Castelli.

Dirigentes políticos del peronismo e incluso del radicalismo se mostraron molestos con el accionar de Céspedes y catalogaron como una “vergüenza” que el legislador haya utilizado su posición política para realizar gestiones de beneficio propio, aseguró la misma publicación.

No es la primera vez que el ex candidato a intendente de Cambiemos pasó de ser nombrado en la sección política a la judicial de los principales diarios. Es que en 2015 fue denunciado ante la Justicia Federal por haber tenido en su poder cerca de 100 durmientes que pertenecían a la vía férrea que va a Mar del Plata, recordó Infocielo. Si bien aquella causa no trascendió, le valió el allanamiento de su vivienda y el secuestro del material.