Cecilia Sztemberg, de Equimac; Patricio Gerbi, de Coarco; y Luis Losi, de Losi SA. se transformaron, este miércoles, en los nuevos arrepentidos de la causa por los cuadernos que detallan los presuntos pagos de coimas en la obra pública, durante la gestión kirchnerista.

Ante el fiscal federal, Carlos Stornelli estas tres personas, quienes fueron mencionadas por Carlos Wagner,
el ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción y titular de Esuco, durante su declaración ante la Justicia.  Tras esta situación, los "nuevos" arrepentidos se presentaron en forma espontánea ante Stornelli, solicitando comparecer bajo la citada figura que será o no, aceptada por el juez federal Claudio Bonadio.

Según fuentes judiciales, el propio Wagner aseguró que: "Todos sabían que yo era el amigo de De Vido. Pasado un tiempo, en 2004 el arquitecto me citó a su despacho y me dijo que por orden del Presidente debía garantizar en forma personal el éxito acorde a los intereses del Gobierno de las licitaciones públicas que se llamaron a partir de ese momento, fundamentalmente en el rubro vial, que tiene mayores montos y más significativos”.

De esta manera, agregó que: “La obra pública iba a ser uno de los métodos de recaudación de dinero para los gastos políticos. A modo de ejemplo, llamada una licitación con los interesados compraban los pliegos y se reunían en distintos lugares para determinar el ganador de la licitación”.
 
En tanto, en sus declaraciones Wagner citó a las empresas involucrados: "Perales Aguiar S.A; Vial Agro S.A; Biancalini S.A; Losi S.A; Fontana Micastro S.A; Marcalba S.A; IECSA, Chediak; Equimac; Coarco; Cartellone y Vialco S.A."

Negativa
Por su parte, la Cámara Federal rechazó el pedido de excarcelación a los ex integrantes del Ministerio de Planificación kirchneristas Walter Fajyas, Rafael LlorensNéstor LazarteFabían García Ramón y Hernán Gómez, quienes seguirán con prisión preventiva.

A este grupo se le suman, Gerardo Ferreyra, dueño de la firma Electroingeniería y Carlos Mundin, presidente de la compañía de ingeniería BTU.

Según consideraron los jueces Leopoldo Bruglia y Martín Irurzun los siete acusados mencionados, de estar en libertad, podrían entorpecer la investigación en caso de estar en libertad.

Por último, esto decía el fallo: "Se valora a los efectos de esta incidencia que el presente proceso -de extraordinaria magnitud- se encuentra en una etapa incipiente y trascendental en cuanto a las medidas urgentes que se están llevando a cabo tendientes a la recolección de la prueba, caracterizado además por una compleja y voluminosa investigación que se haya en plena sustanciación inicial, cuyo alcance no puede aún limitarse, provocando la fundamental necesidad de extremar en este momento los recaudos para evitar toda situación que pueda entorpecer esta tarea”. "Conforme lo destaca el juez de grado, aún se encuentran pendientes de producción significativas medidas de prueba como estudios periciales sobre la documentación y efectos incautados”, concluyó el dictamen.