El detenido líder de MILES, Luis D'Elía, está con “una angustia increíble” en el Penal de Marcos Paz y “no comió al mediodía ni a la noche” del pasado viernes “producto de su estado anímico, de la tristeza”.

“Está con una angustia increíble, nunca sufrida, está entero, pero me preocupó que no comió al mediodía ni a la noche. Creo que es producto de su estado anímico, de la tristeza”, sostuvo la esposa del dirigente y ex diputada provincial, Alicia Sánchez.

Además, agregó que le pidió "encarecidamente que no se deje deprimir bajo ningún punto de vista". “Lo sabe hacer porque es un hombre fuerte, pero es un escenario horroroso, muy triste”, agregó.

La detención de D'Elia fue ordenada por el juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa que investiga presunta traición a la Patria por el Memorándum de Entendimiento con Irán

El dirigente se encuentra alojado en el Hospital del Penal de Marcos Paz y aún resta definir en que unidad cumplirá la prisión preventiva.

"Nos abrazamos, lloramos mucho, me extraña a mí, a la familia, a su libertad. Me contó que para hablarle a los guardias hay que ponerse con las manos atrás, bajar la cabeza, todas cosas denigrantes. Todos los días le hacen requisas, se tiene que desnudar”, afirmó Sánchez.

Y agregó: “Nos quieren ver humillados y tristes. En la cárcel te hacen sentir que sos menos que una cucaracha, pero Luis lo va a revertir, porque es un hombre de fe”.

En lo que a la causa se refiere, afirmo que es "inventada y armada políticamente”.

“Bonadio es un personaje nefasto del Poder Judicial. Jubilado y todo, no dejó el cargo y siguió jodiendo la vida de los argentinos de buena fe. Luis es un militante, un hombre honesto que siempre trabajó por los que menos tienen”, concluyó.