Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

Con el foco de atención en la participación de Cristina Fernández de Kirchner, flamante precandidata a vicepresidenta de la Nación, el Senado sesionará este miércoles para tratar el proyecto de ley de traspaso de mando, que se buscará aplicar en diciembre próximo. Después del impactante anuncio del fin de semana sobre la fórmula presidencial que encabezará Alberto Fernández, el debate sobre el Régimen de Transición y Traspaso de Atributos Presidenciales, podría generar cruces entre el oficialismo y el espacio de Argentina Federal, con el kirchnerismo.

La sucesión de disputas y hasta presentaciones judiciales que rodearon el traspaso de mando en 2015 cuando Mauricio Macri asumió la presidencia, representan el antecedente más cercano y el origen de los proyectos de ley que se presentaron para evitar una reiteración de aquel conflicto institucional.

La sesión especial fue convocada a partir de las 14 para tratar esa iniciativa -con dictamen de la comisión de Asuntos Constitucionales- y otros proyectos, entre ellos el que establece un Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento, que podría convertirse en ley. El proyecto establece que los atributos presidenciales -banda y bastón- deberán ser entregados en Casa de Gobierno o en el Congreso, "si ambas partes llegan a un acuerdo".

En el texto se determina que el período de transición se inicia el día de proclamación de la fórmula presidencial ganadora por parte de la Asamblea Legislativa y finaliza el día de la asunción presidencial del mandatario electo. El senador justicialista Mario Pais argumentó que la Constitución Nacional "no menciona cómo se cuentan los plazos" del mandato presidencial, sino que "habla de cuatro años, no de 365 días o de 364 días y medio".

Recordó que la Constitución Nacional determina que el presidente electo debe asumir ante el presidente provisional del Senado en Asamblea Legislativa, por lo que "hasta el mediodía, el que ejerce el mandato de cuatro años tiene en plenitud el Poder Ejecutivo, y a partir del momento de la jura se produce la transferencia".

También explicó que se busca "consagrar un derecho constitucional, que es el acceso a la información, en función de quien va a asumir la nueva magistratura", por lo que "las cuestiones de celeridad son importantes". Al respecto, señaló que la Jefatura de Gabinete tendrá que poner a disposición del presidente electo la memoria detallada del estado de la Nación y el informe de gestión dentro de los cinco días de la proclamación de la fórmula presidencial.

En ese sentido, la senadora radical Pamela Verasay consideró que el plazo de cinco días podría ser escaso, por lo que opinó que sería necesario un compromiso político para cumplir con ese plazo. Sin embargo, senadores de otros bloques consideraron que no habría mayores dificultades operativas para cumplimentar ese paso.

"Si hubiera madurez política no haría falta esta ley", dijo el presidente de Asuntos Constitucionales, Dalmacio Mera (justicialista), en el cierre del plenario de comisión.

Economía del conocimiento

La Cámara Alta también considerará y podría convertir en ley, el proyecto sobre Economía del Conocimiento que establece reducciones e incentivos fiscales para empresas de software, electrónica, informática, producción audiovisual, industria satelital y biotecnología.

Según estimaciones del oficialismo, las exportaciones de todas las actividades contempladas en el proyecto ascenderían en una década a unos 15.000 millones de dólares. La vigencia del régimen de promoción que se impulsa, va desde el 1 de enero de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2029.

Por otra parte, se incluyó en el temario un proyecto, con media sanción de Diputados, que declara la emergencia económica, productiva, financiera y social por un año para los productores citrícolas de Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Jujuy y Salta.