Organizaciones de derechos humanos, gremiales, movimientos sociales y partidos de izquierda pidieron al Gobierno el "cese de la represión", y reclamaron por la renuncia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, tras los episodios de violencia ocurridos ayer en los alrededores del Congreso cuando manifestantes rechazaban la reforma previsional.

Con la presencia de Sergio Maldonado, hermano de Santiago, el joven hallado muerto en el río Chubut, Adolfo Pérez Esquivel inauguró la conferencia de prensa haciendo un llamado a "la unidad de todos los sectores".

"Cuando el pueblo se manifiesta y dice 'esto no', no puede ser que la respuesta sea la represión", reclamó Pérez Esquivel al pedir al gobierno que "escuche la voz del pueblo".

El Premio Nobel de la Paz estuvo acompañado por dirigentes de organismos de derechos humanos, entre ellos el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, la Comisión Provincial por la Memoria y Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora Asamblea.
 
Pérez Esquivel reclamó también a los gobernadores "que por tener un presupuesto, no pueden llevar a esta situación del país en acuerdo con un gobierno que no tiene sensibilidad social".

Por su parte, Sergio Maldonado expresó su "repudio a la locura desatada ayer por las fuerzas de seguridad", y volvió a pedir la renuncia de Bullrich.

"Mientras nos entretenian a todos cuatro meses y medio con la búsqueda de Santiago, se ve que maquinaban lo que se está viendo ahora con esta represión brutal, que también incluyó a Rafael Nahuel (el joven mapuche muerto en Villa Mascardi, tras un operativo de la Prefectura)", alertó.

Nora Cortiñas denunció que con los episodios de ayer “se terminó el Estado de Derecho”, y advirtió que “si usan el DNU (decreto de necesidad y urgencia), mostrarán que el país perdió el rumbo y saldremos a la calle a decir ’basta’, ’eso no’”.

"El Gobierno saquea a los jubilados para pagar una deuda infame", subrayó la dirigente al referirse a la reforma previsional que tiene aprobación del Senado y que aún no fue votada por Diputados, que ayer levantó la sesión.

La oposición lleva a Bullrich a la Justicia

Diputados nacionales de la oposición presentaron hoy en los tribunales federales denuncias contra la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, por la "violencia" de los operativos montados por las fuerzas federales en torno del edificio del Congreso Nacional durante el miércoles y el jueves pasados.

Una de las denuncias fue presentada por un grupo de diputados kirchneristas encabezado por el jefe de ese bloque, Agustín Rossi, y recayó en el despacho de María Romilda Servini, mientras la otra fue radicada por la legisladora Victoria Donda, quien el miércoles fue golpeada en las inmediaciones del Congreso, ante el juzgado de Sergio Torres.

La denuncia de los diputados kirchneristas apuntó también contra el presidente Mauricio Macri, a quien se señaló como uno de los responsables del operativo de seguridad dispuesto este jueves en torno al Parlamento "para evitar que un conjunto de legisladores ejerciera su mandato"

Rossi, junto a los también diputados Rodolfo Tailhade y Martín Doñate, sostuvo en su denuncia que el operativo de seguridad en torno del Congreso tuvo por objetivo que los legisladores opositores no participaran del eventual debate de la reforma previsional impulsada por el gobierno nacional.
 
"La responsabilidad penal recae sobre las fuerzas federales que ejecutaron los desmedidos actos de violencia referidos, así como sobre las autoridades que ordenaron el insólito despliegue de miles de efectivos de las diversas fuerzas federales", sostuvieron los diputados en su denuncia.

Rossi, Tailhade y Doñate enumeraron además todos los episodios atravesados por distintos diputados nacionales el miércoles y el jueves, jornadas en las que fueron "agredidos" por las fuerzas de seguridad.
 
"Algunos diputados de nuestro bloque FPV-PJ, como de otros bloques, nos encontrábamos afuera del Congreso siendo víctimas de la represión de las fuerzas de seguridad comandadas por la ministra Patricia Bullrich, y por esta razón no pudimos acceder a la referida sesión", dijeron los denunciantes en alusión a lo ocurrido ayer.

La diputada Mayra Mendoza "fue salvajemente atacada por miembros de las fuerzas de seguridad", sostuvieron los legisladores, quienes remarcaron que "dispararon contra ella balas de goma que impactaron en sus piernas y le arrojaron gas pimienta a pocos centímetros".

"También podemos referir los golpes que Gendarmería le propinó al diputado por Tierra del Fuego Matías Rodríguez, quien a causa de aquéllos perdió el conocimiento y tuvo que ser atendido por un equipo médico", sostuvieron.

"Los diputados Horacio Pietragalla y Juan Manuel Huss fueron rociados con gas pimienta en sus rostros a pocos centímetros de distancia. Las imágenes también fueron transmitidas en vivo por distintos medios de comunicación", remarcaron los denunciantes.

Los legisladores denunciantes también recordaron que el "13 de diciembre el diputado Leonardo Grosso fue atacado con un can de Gendarmería, que le produjo serias lesiones en su cuerpo", y que el mismo día "la diputada Victoria Donda fue golpeada por otro gendarme, motivo por el cual tuvo que asistir a la sesión del día 14 con muletas".

La denuncia presentada por Rossi, Tailhade y Doñate cayó en el juzgado de Servini, con intervención del fiscal Gerardo Pollicita, y la de Donda, ante el juez Torres, con intervención de la fiscal Alejandra Mangano.