A pesar de que en términos de presupuesto, el cambio no es significativo ($10.000 millones), la señal política que le reclamaban de adentro y afuera de Cambiemos, se concretó con la reducción que anunció el Ejecutivo de 22 a 10 ministerios.

En la Jefatura de Gabinete, finalmente quedó ratificado Marcos Peña, pero a partir de ahora incluirá al actual Ministerio de Modernización. Andrés Ibarra se incorpora como vicejefe, ocupando el rol que hasta ahora tenían Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, eyectados de sus cargos. Nicolás Dujovne seguirá al frente de Hacienda y Finanzas.

El Ministerio de Producción, a cargo de Dante Sica, absorberá a Trabajo y Agroindustria, que bajarán al nivel de secretarías ( Jorge Triaca y Luis Miguel Etchevehere, respectivamente).

Desaparecen: ministerios de Ambiente y Desarrollo Sustentable ( Sergio Bergman) y de Turismo ( Gustavo Santos), que ahora dependerán de Presidencia.

Educación, con Alejandro Finocchiaro a la cabeza, sumará a Cultura y Ciencia, cuyos actuales ministros, Pablo Avelluto y Lino Barañao, ahora serán secretarios. Desarrollo Social ( Carolina Stanley) incorpora al Ministerio de Salud, que ahora será una secretaría en control de su actual titular, Adolfo Rubinstein.

Sin cambios: Seguridad ( Patricia Bullrich), Justicia (Germán Garavano) y Defensa ( Oscar Aguad), Interior ( Rogelio Frigerio) y Transporte ( Guillermo Dietrich). Y Cancillería ( Jorge Faurie).