Los denominados productores agropecuarios autoconvocados, que en la práctica no se encuentran nucleados en ninguna de las cuatro entidades rurales nacionales, realizaban en la mañana de este sábado un tractorazo hacia la Casa de Gobierno en reclamo de un alivio impositivo para el sector.

De acuerdo al cronograma que manejan los organizadores, un grupo de vehículos del campo se concentró entre las 8 y las 10.30 en el cruce de las rutas 8 y 193, en la localidad de Solís, del partido bonaerense de San Andrés de Giles.

 

 

Para quienes comenzaron su marcha por la ruta 9, el primer punto de encuentro fue en la intersección con la 193, a la altura de la planta de la empresa Furlong.

Desde esos puntos, y por Panamericana, viajaban hacia el cruce de las avenidas Udaondo y Del Libertador. En ese cruce del barrio porteño de Núñez se juntarán y, en caravana, circularán hasta Plaza de Mayo, donde estiman arribar a las 15.

Uno de los folletos digitales difundidos por los manifestantes.

Los manifestantes son oriundos del norte bonaerense, sur de Santa Fe y de Córdoba. Muchos están adheridos a sociedades y asociaciones rurales, pero no a las cuatro entidades nacionales que conforman la Mesa de Enlace: Sociedad Rural Argentina (SRA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Federación Agraria Argentina (FAA) y Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (CONINAGRO). 

La posición del Gobierno nacional

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, dijo en la mañana de este sábado que atenderá y escuchará los reclamos de los productores rurales, y rechazó un impuesto extraordinario para el sector agropecuario.

“El productor argentino no captó la renta inesperada porque vendió su producción a precio preguerra y tiene que abordar la próxima cosecha con un aumento de 60% en el precio de los fertilizantes, un insumo clave que está faltando en el mundo”, manifestó Domínguez en Tel Aviv, adonde viajó Grupo Crónica.

 

 

Y agregó: “Es importante que se sepa que, con las entidades del sector, tenemos una agenda de trabajo permanente. Por ejemplo, con el Banco Central tuvimos infinidad de reuniones para destrabar la compra de fertilizantes”.

“Si hay algún reclamo que deba ser atendido, vamos a atenderlo, vamos a escuchar”, finalizó Domínguez.

 

Ver comentarios