El gobierno nacional tiene otro dolor de cabeza. Y viene asociado, nuevamente, a las cuentas offshore, ya que Luis Caputo -ministro de Finanzas- está involucrado en el llamado Paradise Papers, por administrar inversiones en las Islas Caimán y Delaware, un estado de los Estados Unidos.

Caputo tuvo su punto cúlmine de exposición como secretario de Finanzas, cuando negoció el acuerdo con los Fondo Buitre. También, su imagen está muy asociada al presidente Mauricio Macri, ya que es primo de Nicolás Caputo, socio y mejor amigo del Presidente. Sin embargo, pasará a ser conocido por ser el protagonista de un nuevo escándalo mundial.

El actual funcionario manejó -desde 2009 hasta diciembre de 2015, cuando empezó a cumplir funciones públicas- el fondo de inversión Alto Global Fund, inscripto en las Islas Caimán, uno de los paraísos fiscales más secretos del mundo. Además, fue el administrador de Noctua Partners LLC, una gerenciadora de fondos de inversión de Miami con ramificaciones en Delaware, otra jurisdicción donde imperan el secreto y los beneficios fiscales.

Alto Global Fund se dedica a administrar inversiones de alto riesgo y alta rentabilidad en mercados emergentes por más de 100 millones de dólares. La firma también figura en el estudio Appleby, la fuente de la filtración de los Paradise Papers.

"Era un fondo de inversión para friends and family (familia y amigos). Muy chiquito, para tener un vehículo institucional más redituable que si va un particular a una banca, donde la tasa es menos atractiva", confirmó el mismo Luis Caputo.

Este caso pone al gobierno de Mauricio Macri, que busca mostrar otra cara en la lucha contra el lavado de activos y la opacidad financiera, en una situación incómoda.

Otro caso nacional

Otro argentino en estas sociedades offshore en paraísos fiscales es Ignacio Rosner, cara visible del fondo de inversión OP Investments que quiere comprar el grupo Indalo, de Cristóbal López. Este empresario fue director de la firma El Tejar Limited, registrada en las Islas Bermudas en 2007, una empresa agropecuaria argentina comprada por fondos internacionales.

Rosner asumió la dirección en 2011 hasta 2013 de El Tejar en nombre de uno de los accionistas mayoritarios, Altima Partners LLP. Esta firma tiene sede en Londres, cuenta con varias subsidiarias en las Islas Caimán y es cliente del estudio Appleby, el estudio jurídico al que apunta la filtración de los Paradise Papers.

Previamente, fue gerente de la constructora Iecsa -cuya propiedad era en ese momento de Franco Macri- y también fue director del Grupo Clarín.