Productores y vendedores de productos panificados solicitaron la intervención del gobierno para pedir el congelamiento del precio del pan por 90 días. Para ello solicitaron también que se mantengan sin variantes los valores de los insumos y de las tarifas de servicios públicos que deben utilizar las fábricas y comercios involucrados en esa cadena.

El pedido fue realizado al secretario de Producción, José Ignacio de Mendiguren, quien el martes recibió a los dirigentes nucleados en IPA (Industriales Pymes Argentinos). En el encuentro, desde esa asociación plantearon una serie de solicitudes realizadas por diversos sectores y cámaras que la integran.

Una de las iniciativas fue formulada por el Centro de Panaderos de Merlo, que propuso mantener el precio del pan sin cambios durante 90 días. Para que eso sea posible, solicitaron que los costos de producción se mantengan estables durante ese tiempo. Esto involucra tanto las materias primas como los costos de la energía requerida para su producción.

La incógnita es cómo implementar esta propuesta para mantener sin cambios las tarifas, justo en momentos en que la Secretaría de Energía dispuso un quite de subsidios a los usuarios residenciales para los servicios de gas, agua y electricidad. El objetivo es recortar los fondos que el Estado destina a ese fin concentrándolos únicamente en los sectores más necesitados.

El precio del pan: a cuánto se vende el kilo

Hace unos meses, el Gobierno había dispuesto la creación de un fideicomiso para subsidiar la harina, ante el incremento que esta materia prima había experimentado por la suba del trigo y de otros cereales. En ese momento se resolvió integrar a la industria molinera para que participara y aceptara entregar sus productos a costos más bajos, aceptando una compensación económica del gobierno. Sin embargo, la iniciativa fue un fracaso y el precio del kilo de pan, en lugar de mantenerse en la franja deseada de entre 220 y 280 pesos, hoy ya está a 400 pesos.

El congelamiento del precio del pan fue una de las varias cuestiones que abordaron los dirigentes de IPA, encabezados por su presidente, Daniel Rosato, y los funcionarios de Producción. Entre otras cuestiones, también se trató la necesidad de acelerar los trámites de desembolso para que las empresas puedan acceder con rapidez a créditos ya otorgados; facilitar el acceso a divisas en el mercado oficial para la adquisición de insumos; mecanismos para favorecer la liquidación de empresas pymes exportadoras; y la implementación de un fondo compensatorio para hacer frente a indemnizaciones laborales.

Día del Empresario Nacional: ¿Qué dijo De Mendiguren?

La reunión del IPA con De Mendiguren tuvo lugar en coincidencia con el Día del Empresario Nacional. Para celebrarlo, la Asociación de Empresarios y Empresarias Nacionales para el Desarrollo Argentino (ENAC) y la Confederación General Empresaria (CGERA) realizaron un acto en el que el secretario de Producción fue uno de los invitados especiales.

José Ignacio de Mendiguren, secretario de Producción.

 

En su mensaje, De Mendiguren afirmó: “Estamos en una etapa de estabilización frente a la falta de dólares y ordenamiento de la cuestión fiscal. Vamos a salir preservando el poder adquisitivo del salario. Hoy tenemos problemas, pero lo que no podemos es poner en riesgo la producción, que eso nos lleve a una crisis, y que de esa crisis vuelva la valorización financiera a tomar la conducción de la Argentina”, explicó.

“Tenemos que defender esta política industrial que nos va a dar la posibilidad de pelear desde adentro. Necesitamos tener una mirada en el corto y en el largo plazo. Este gobierno no les va a soltar la mano a las fuerzas productivas, ni a los empresarios, ni a las PyMEs, ni a los trabajadores”, agregó el funcionario.

Ver comentarios