La Argentina votó este miércoles una resolución de las Naciones Unidas que "deplora" la invasión de Rusia a Ucrania, exige al gobierno de Vladimir Putin que "ponga fin inmediato al uso de la fuerza" y se retire del territorio ucraniano. Así ratificó la condena que había expresado el canciller Santiago Cafiero, el último lunes, en el Consejo de Derechos Humanos, un organismo presidido por nuestro país.

La resolución de la Asamblea General de la ONU fue patrocinada por la Argentina y alrededor de 90 países. En total, recibió el voto de 114 naciones y sólo la rechazaron cinco: Rusia, Bielorrusia, Corea del Norte, Eritrea y Siria. Otras 34 se abstuvieron, entre ellas la República Popular China, aliada de Moscú.

La sesión especial de la Asamblea General había sido convocada de forma urgente en Nueva York, luego de que el gobierno de Putin vetara en el Consejo de Seguridad de la ONU una condena a la invasión. Rusia es una de las cinco potencias globales que tiene poder de veto en ese órgano, junto con Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y China. Hasta ahora, sólo en 11 ocasiones se había llamado a esta convocatoria inusual.

 

Sin carácter vinculante, la resolución de la ONU "reafirma su compromiso con la soberanía, la independencia política, la unidad y la integridad territorial de Ucrania, y “deplora en los términos más enérgicos la agresión cometida por la Federación de Rusia contra Ucrania”. Además exige a Rusia que “ponga fin de inmediato al uso de la fuerza contra Ucrania y se abstenga de recurrir a cualquier otra forma ilícita de amenaza o uso de la fuerza contra cualquier otro Estado Miembro”.

Guerra Rusia-Ucrania: la postura argentina en la ONU

El voto del país ratificó el endurecimiento en la posición del gobierno de Alberto Fernández, que esta semana condenó la invasión de Rusia a Ucrania. Así lo hizo a través del canciller Santiago Cafiero y de la embajadora María del Carmen Squeff, Representante Permanente del país ante las Naciones Unidas. 

"La República Argentina condena la invasión a Ucrania y reitera a la Federación Rusa que cese inmediatamente en el uso ilegítimo de la fuerza, así como las operaciones militares en territorio ucraniano", señaló el martes Squeff, en un discurso pronunciado en esta sesión de la ONU, donde -en velada referencia a las Islas Malvinas- destacó el respeto al principio de integridad territorial.

 

En ese contexto, la diplomática argentina afirmó: "Nos encontramos reunidos en la Asamblea para defender los principios fundamentales de las Naciones Unidas: la paz y la seguridad internacionales. La situación de Ucrania no puede ser ajena a esa finalidad fundamental de esta organización. Hemos pedido a todas las partes involucradas en la situación generada en Ucrania desescalar el conflicto".

Su mensaje fue en línea con el de Santiago Cafiero, que el último lunes, ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, había considerado que "no es legítimo  recurrir al uso de la fuerza y violar la integridad territorial de otro Estado como forma de resolver un conflicto". Y luego agregó: "Las guerras preventivas son condenables porque no son lícitas. Para discutir está la diplomacia”

 

 

Ver comentarios