Desde octubre, los docentes esperan ser convocados para una discusión paritaria y exigen que el gobierno cumpla con la ley, que establece un acuerdo a nivel nacional que fija un piso salarial para todos los docentes del país. Sin embargo, desde Cambiemos, se esperó hasta el comienzo del ciclo lectivo 2018 para realizar una oferta paritaria e insisten con que la discusión debe ser independiente de cada distrito.

Por otro lado, los gremios docentes persisten en incluir una cláusula gatillo que actualice de forma automática los salarios, en caso de que la inflación anual se ubique por encima del 15 por ciento, cifra establecida por el gobierno nacional.