El coche presentó las credenciales y se retiró del lugar. (Captura video)

En medio de las denuncias por los cuadernos del chofer y de la arremetida del poder judicial en manos de Claudio Bonadio contra Cristina Kirchner, el entorno de la ex presidenta pudo corroborar como tres agentes de la Agencia Federal de Inteligencia ( AFI) se encontraban en una guardia a metros de su residencia.

Tres personas vigilaban la cuadra donde se halla el Instituto Patria desde el viernes 3 de agosto. Tras llamar a la Policía, por cuestiones de seguridad, se supo que los sospechosos formaban parte de la Agencia Federal de Inteligencia dirigida por Gustavo Arribas.
 

Las tres personas fueron reconocidos por su actitud sospechosa dentro de un automóvil marca Volkswagen Voyage, de patente NNV682, que llevaba varios días estacionado a metros del Instituto Patria, según se consignó. Desde la AFI se confirmó que el vehículo pertenece a la flota del organismo, según informa el sitio eldestapeweb.com.

"Ante el temor de que sean ladrones, se llamó al agente de policía de calle, quien a su vez contactó a otro efectivo de civil. Ambos se acercaron al automóvil y requirieron la identificación del vehículo. Se nos informó que los integrantes del automóvil pertenecían a la AFI y rápidamente se retiraron del lugar", informó el Instituto Patria en un comunicado. 

Al chequear las cámaras de seguridad del instituto se ratificó que el auto había estado apostado, como mínimo, desde el día viernes 3 de agosto.


Por su parte, la AFI excusó que "estaba realizando otro operativo" y que "de ninguna manera estaba persiguiendo a Cristina"

Ante el presunto espionaje ilegal, el Instituto Patria realizó una denuncia "porque este acto de espionaje es un delito, es ilegal pero lo más importante es que estamos perdiendo el estado de Derecho y que hay una persecución política", manifestó el diputado nacional Leopoldo Moreau.

"Creo que estaban haciendo espionaje político e intercepción de llamadas. Es un hecho de una gravedad inusitada y es claro que si es la AFI es del Gobierno", agregó el legislador en diálogo con Radio 10.


Antecedentes

En enero de 2017 la ex presidenta había denunciado espionaje y persecución política contra su persona.

La ex primera mandataria expresó en ese entonces: "No es ningún secreto que ciertos sectores de los servicios de inteligencia que desplacé de la entonces Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) se mantienen activos y no puedo descartar su vinculación con las actuales autoridades de la Agencia Federal de Inteligencia ( AFI), todo ello bajo el amparo de la Presidencia de la Nación".