La esposa de Julio De Vido, Alessandra Minnicelli, habló este miércoles sobre la decisión de la Justicia de liberar a marido, quien se encontraba cumpliendo una condena  por una presunta estafa vinculada con fondos destinados a Yacimientos Carboníferos de  Río Turbio

La esposa de De Vido en diálogo con Radio LU12 AM680 de Río Gallegos, manifestó: "Que quede en libertad es una alivio y algo que nos correspondía, la prisión preventiva era absolutamente irregular, no había ninguna posibilidad de que Julio entorpeciera la investigación o se fugara".

De Vido estuvo preso desde el 26 de octubre de 2017 hasta el 17 de octubre de 2019 en la cárcel de Marcos Paz y luego fue trasladado hasta la Unidad 31 de Ezeiza, hasta el  13 de diciembre.

"Todos estos juicios que le han armado a Julio que no tienen ningún sustento más que haber sido ministro de Planificación Federal y ser ministro de Kirchner en la provincia, no es una imputación penal y no es un delito", dijo Mennincelli.

"Lamento en lo personal que los legisladores, sus pares, cuando lo desafueraron sabiendo que iba a una prisión de máxima seguridad, interrumpieron todas las obras y nos impidieron a todos que se diera el debate sobre De Vido frente a Planificación, todas las obras que se abandonaron ocasionaron un perjuicio patrimonial, que tenemos que exigirle y requerirle a Macri y todo su gabinete”, aclaró.

Alessandra se emocionó sobre el cierre de la nota, cuando contó cómo le avisó a su marido de la decisión del juez. "Julio, estás excercalado", concluyó.