El ministro de Finanzas, Luis Caputo, pidió este miércoles disculpas a la diputada nacional Gabriela Cerruti y dijo que reaccionó “como padre y no como funcionario público”, luego de que su exposición ante la Bicameral de Deuda Externa se suspendiera en medio de exabruptos de parte de diputados del Frente para la Victoria.

"Reaccioné como padre y no como funcionario público. No era el lugar ni la forma, le pido disculpas a la diputada Cerruti y a todos. En ningún momento tuve la intención de ofender a nadie. Estuve cuatro horas y media contestando absolutamente todas las preguntas”, dijo Caputo en declaraciones distribuidas por sus voceros.

En la tarde de esta jornada, la audiencia fue levantada después de que la diputada Cerruti interrumpiera a los gritos el uso de la palabra que estaba haciendo el senador Fernando Pino Solanas para denunciar que un secretario de Caputo le había acercado un papel con lo que ella interpretó como una “canchereada”.

"Tengo dos hijas de 11 y 13 años. No seas mala conmigo”, era la frase escrita en un papel, con birome y acompañada de una cara sonriente, que Cerruti exhibió. 

Al recibir el papel, la legisladora reaccionó a los gritos para denunciar el hecho “como una falta de respeto”, algo que fue apoyado por diputados de su espacio político como el jefe de la bancada del Frente para la Victoria de la Cámara baja, Agustín Rossi, que acusó a Caputo de haberse “desubicado”.

Según explicaron desde el entorno de Caputo, la diputada Cerruti había dicho en la semana pasada en una emisión del programa “Intratables”, que se emite por América TV, que el ministro le había traspasado la empresa Axis a una de sus hijas. 

"Desde el 10 de diciembre supuestamente Axis no es más de él sino de su hija”, había dicho Cerruti en ese programa de televisión.