En la tarde de este martes se emitió dictamen sobre el el proyecto de etiquetado de alimentos por un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados. El proyecto que ahora podrá ser debatido,  fija pautas para una alimentación saludable y establece la colocación de sellos frontales en los envases de los alimentos que tienen altos contenidos de sodio, azúcares, grasas saturadas, grasas totales y calorías.

En octubre pasado el texto fue aprobado y enviado por el Senado, el mismo fue tratado por las comisiones de Legislación General, de Acción Social y Salud Pública, Industria y Defensa del Consumidor, donde se impuso un dictamen de mayoría. 

Impulsado por el Frente de de Todos fue acompañado por algunos diputados de Juntos por el Cambio y de otras bancadas, con un total de 91 firmas, 6 en disidencia.

Por otro lado,  doce diputados del PRO apoyaron otro dictamen de minoría de la macrista Carmen Polledo, con una diferente forma de etiquetado de los alimentos, entre otras cuestiones. Mientras que otros dos integrantes de la misma bancada apoyaron un tercer dictamen, elaborado por Alejandro García, que rechaza la implementación del etiquetado.


Hubo un  cuarto dictamen, con cinco firmas, fue propuesto por el oficialista tucumano Pablo Yedlin que marcó algunas diferencias con el acompañamiento de legisladores de provincias azucareras, como dos radicales y una jujeña del FdT.

El proyecto sobre la Ley de Etiquetado Frontal

El proyecto de Ley de Etiquetado Frontal, establece que los alimentos que superen los valores máximos de azúcares, grasas saturadas, grasas totales y sodio, según los límites del Perfil de Nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud, deberán incluir en el paquete un octógono negro que advierta a los consumidores. 

El tamaño de la etiqueta del paquete que alerte sobre los componentes de los alimentos no debe ser menor al 5% del tamaño del producto y debe estar ubicado en la parte frontal.

Esta campaña fue impulsada por el capítulo argentino de la Fundación Interamericana del Corazón (FIC Argentina), la Federación Argentina de Graduados en Nutrición (Fagran), Consumidores Argentinos, la Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables (Fundeps) y la Sociedad Argentina de Nutrición y Alimentos Reales (Sanar).