El Presidente Mauricio Macri encabezó un acto de inauguración de la Autopista Urbana Rosario donde subrayó: "No es un momento para dudar, sino para demostrar nuestro coraje de que estamos comprometidos y convencidos de que merecemos vivir mejor. Por eso hay que dar las batallas que hay que dar y lo estamos haciendo"".

También remarcó que "un cambio profundo no se hace de un día para el otro, lleva tiempo" y que "cada día estamos avanzando, dando un paso adelante que va en serio y que esta vez, juntos, lo vamos a lograr".

Enfatizó que "tenemos que pensar todos los días en cómo vamos a generar condiciones para que los argentinos podamos crecer" y "para eso hay que dar batallas, animarse, no tenerle miedo a aquellos que se creen los dueños de nuestras vidas, que están por arriba de la ley".
 

Algunos presentes se acercaron al acto.


La obra agilizará la circulación de casi 100 mil vehículos diarios y demandó una inversión de 2768 millones de pesos. Conecta Rosario con tres autopistas a Buenos Aires, a Córdoba y a Santa Fe.

Acompañaron al Presidente el Ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el secretario de Comunicación Pública, Jorge Grecco.

Sostuvo que la autopista "es parte de algo mucho más importante que es el plan de infraestructura que hemos puesto en marcha hace tres años, el más importante tal vez de nuestra historia" y agregó que a través de ese tipo de obras “podemos generar empleo, trabajo de calidad para todos los argentinos" que es su "principal obsesión".

Del mismo modo, pidió "cuidarnos entre todos" de "comportamientos tramposos que hemos tenido en la sociedad durante muchos años y que estamos combatiendo juntos".