El presidente Mauricio Macri recibió este miércoles en Olivos a los familiares de Lourdes Espíndola y Tamara Ramírez, las policías asesinadas el último fin de semana por delincuentes en los distritos bonaerenses de Ituzaingó y Glew.

Macri les aseguró que junto a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal "iban a estar encima del caso para que estos crímenes no queden impunes y se haga justicia".

Estuvieron presentes en la reunión los padres de Lourdes, Juana Poleri y Juan Carlos Espíndola, los de Tamara; Sandra González y Serafín Ramírez; la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich y el jefe de la Superintendencia General de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni

"Es importante que ustedes se expresen, que reclamen a la Justicia que estos delincuentes no tienen que salir", les dijo Macri a los padres de las jóvenes victimas.

La que tomó la voz también fue la madre de Tamara, que le expresó al Jefe de Estado:  "queremos justicia por nuestros hijos, por nuestras familias y para que otras familias no tengan que pasar por estas situaciones". . 

El mandatario les contestó "Como sus hijos, hay muchos jóvenes policías que salen a l. calle y se enfrentan a esas mafias, delincuentes . narcotraficantes y la mayoría de las veces los sorprenden fuera d. sus horarios de trabajo".

"Nada de los que se pueda decir va a calmar el dolor de este momento, y los entiendo. Todo lo que digan tienen razón porque el valor de la vida es lo más importante",  finalizó el presidente.