Por Francisco Martirena
@martirena74

El presidente Mauricio Macri se reunirá el jueves, en Córdoba, con la mesa automotriz para delinear futuras políticas sectoriales que potencien las exportaciones, y bajo la amenaza de las importaciones de vehículos desde Brasil.

La visita oficial estaba prevista inicialmente para este miércoles, pero la cita quedó confirmada para mañana al mediodía, donde se desarrollará la actividad en la sede de una empresa autopartista cordobesa.

Fuentes de la cadena automotriz, expresaron a Crónica que las conversaciones girarán en torno a la problemática de la competitividad, líneas de financiamiento accesibles, y la necesidad de salir a ganar nuevos mercados en el exterior.

El presidente estará acompañado por el ministro de Producción, Francisco Cabrera, entre otros miembros del Gabinete, y junto a las terminales radicadas en la Argentina, se darán cita la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), la Asociación de Fabricantes de Componentes (AFAC) y la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra), con el Grupo Proa (autopartistas), según las fuentes consultadas.

De acuerdo con el portal mendocino Elinversorfinanciero.com, uno de los ejes de la reunión será la integración local promedio de la industria, que está en torno al 25%, mientras que en los nuevos proyectos es aproximadamente del 40% (por integración, se entiende la participación de piezas nacionales).

El déficit comercial con Brasil es muy elevado, la participación de vehículos de ese país ya es de más del 60%, y en total las ventas de autos producidos en el exterior, ronda el 70-72%.

La mesa sectorial prevista, buscará los consensos para incrementar la producción hasta llegar a 750.000 vehículos en 2019, para luego dar otro salto y alcanzar el millón de unidades en 2023.

En forma simultánea, el plan está orientado a aumentar la integración de autopartes producidas localmente a un promedio de 35% para 2019 y 40% para 2023.