El ex presidente Mauricio Macri encabezó un acto en Rosario, donde aprovechó para hablar sobre la inseguridad, uno de los temas que más afecta a los ciudadanos de esa provincia, y aseguró que "con lo que gasta Aerolíneas en un año, se podrían traer 33 mil gendarmes y no queda un narco en la provincia".

El líder del PRO comparó los números de crímenes ocurridos en la ciudad santafesina durante la gestión de Cambiemos con los datos actuales y afirmó: “Cuando estábamos nosotros fueron menores los crímenes, y lo que sucede ahora es terrible y escandaloso”.

Ante una tribuna montada en un improvisado auditorio de la Fundación Libertad, compuesta por empresarios y dirigentes políticos, Macri participó como principal orador de la jornada, tal como lo había hecho la semana pasada el jefe de Gobierno porteño y su posible contrincante en una hipotética interna presidencial de Juntos por el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta.

 

En ese marco, el ex jefe de Estado vaticinó que su espacio va a volver al poder en 2023 y definió a la coalición del Frente de Todos, como un “verdadero ejército de demolición”.

A modo de autocrítica de lo que fue su gobierno, Macri dijo que no tiene duda del retorno al poder de JxC para derrotar “definitivamente al populismo”. "Volveremos a ser gobierno, pero con más músculo político y con más experiencia", vaticinó.

Macri inició en la Fundación Libertad una serie de actividades que lo tendrán como protagonista en la ciudad. Tras ese acto, el ex mandatario tenía previsto participar del congreso de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) en el salón Metropolitano.

 

El jefe del PRO y fundador de Cambiemos entró acompañado por el diputado nacional Federico Angelini, mientras que adentro lo esperaban varias caras conocidas del PRO local, tales como los concejales Charly Cardozo y Anita Martínez, los diputados Gabriel Chumpitaz y Germana Figueroa Casas, entre otros dirigentes.

Acompañado por Bongiovanni, su anfitrión, Macri saludó a los presentes y se sacó varias fotos. En ese contexto, desfilaron empresarios como Carlos Castellani y el ex directivo de Vicentin Gustavo Nardelli. Sin embargo, no todos eran empresarios y políticos: también se lo pudo ver al periodista de espectáculos Carlos Bermejo y al ex diputado René Balestra, a quien Macri le dedicó un saludo especial.

Ver comentarios