Por Roberto Di Sandro
El Decano
71 años en la Casa Rosada
rdisandro@cronica.com.ar

El propósito de este espacio es brindar, si se puede, alguna vez, un bloque donde por lo menos se cristalice un hecho positivo para el país. Durante toda la semana y "las semanas" tratamos de reunir en nuestro cofre informativo lo más granado de la noticia oficial y de la no oficial. Pero el objetivo final es ese: registrar una noticia positiva. Lamentablemente, en el teclado de "mi" máquina Olivetti sólo puedo volcar en la columna de los domingos situaciones que generan bronca y tristeza. Parece que es imposible anunciar algo satisfactorio. Se puede mentir, claro, opinando por escrito sobre algo que no es verdad, pero no es nuestro estilo. En una palabra: hace meses que no puedo insertar en el grueso de "Intimidades" un hecho concreto, favorable a la gente y más allá todavía: satisfactorio para el país.

El relato quiere ser sencillo y entendible. Por ejemplo en las últimas horas: "Los meses que vienen serán más duros". Lo aclaró rotundamente el Presidente ante los dignatarios de la Iglesia. Se reunieron en la Casa Rosada, tal como adelantó esta columna, en un clima grato, quizá buscando mayor acercamiento entre el gobierno y la Iglesia. La respuesta presidencial fue frustrante, llena de realidades pavorosas para el futuro del país. Los religiosos le llevaron el informe que obtienen de la gente, directa y personalmente en las parroquias: "Aumenta la pobreza, se incrementan los despidos, no cesa de subir la inflación, cada vez se reduce más el consumo, y la inseguridad destroza familias enteras". Esta presentación de hoy resume todo lo que pasa. Dentro del gobierno, Mauricio Macri sigue sosteniendo que no hay cambio de rumbo y tras cartón le resuena en todo el espacio de la Rosada y más allá de ella el impacto que profundiza más la gravedad que vivimos: el riesgo país está en los 822 puntos básicos. Ahora se fue de vacaciones. Está en Villa La Angostura, en un lugar paradisíaco lleno de comodidades. Pero mantendrá entrevistas y anunció que volverá antes del 15 de enero.

Vacaciones "a medias"

El viernes saludó a todos en la Casa de Gobierno. Mauricio Macri, acompañado de su esposa y su hija, entregó ascensos en las Fuerzas Armadas; saludó a Margarita Barrientos en "Los Piletones"; recibió a su gente y luego en el Patio de las Palmeras convocó a todo el personal de la Casa Rosada y brindó en un clima de festejos, también "a medias", porque los sueldos que cobran mujeres y hombres que allí trabajan se vieron reducidos. Había pan dulce, sidra, gaseosas y un Papá Noel muy simpático que le dio un matiz favorable al festejo. Hubo un párrafo para la prensa -esta vez no la recibió mano a mano-, donde admitió que "son los hombres de esta casa y que muestran sus críticas como corresponde". En medio de todo este pasaje de hechos y palabras, viajó al Sur para pasar dos semanas de vacaciones. Estará en Villa La Angostura, en el lujoso Country Club Cumelen, junto a su esposa y Antonia. Tiene una agenda con entrevistas y anuncios. En Bariloche anticipará detalles de un nuevo pozo petrolífero y luego repartirá los días hablando con gobernadores de su línea política y a solas con el de Neuquén. También incluye algunos reservados contactos con sus pares de siempre: los empresarios. Dicen que el año próximo tiene una agenda con todos. Ejemplo: políticos de todos los colores, CGT, CTA, agrupaciones sociales, intelectuales. En fin, "va a hablar con todos". La pregunta fue inmediata: "¿Por qué tantas entrevistas?". La respuesta, también: "Estamos en el año electoral, muchacho". Una reflexión: ¿y después qué?

Brasil y algo más

Macri vuelve de su descanso y se va a Brasil. Va a entrevistarse por primera vez con Jair Bolsonaro, el nuevo presidente del país hermano. Dijo alguien: "Quiere hablar con su socio". Después corre para adelante su agenda y aparecen India y Singapur, adonde irá con la intención de apoyar a su nuevo representante, Mario Quintana, a quien Elisa "Lilita" Carrió está respaldando a muerte para que vuelva a integrar el gobierno. Nos olvidamos: en el Sur se reúne con los gobernadores de Cambiemos. No descarte usted, amigo lector, que también lo haga con algunos mandatarios de otro "pozo", caso: peronistas. Telón.

Un dato

El Fondo Monetario Internacional ha elevado al gobierno sugerencias en torno a lo que viene en el 2019. El voluminoso préstamo que otorga da motivos para sugerir y quizás "decidir" acerca de lo que se debe hacer. Ejemplo: terminar con los subsidios a la energía y no ofrecer más que un 23% en las paritarias. "Nada de aumentar salarios", "aconseja". En el ámbito oficial le llaman "consejos" a reformar la cartera impositiva (más impuestos) y continuar "con el ajuste establecido". Hace algunas horas hubo reuniones del gabinete económico "chico" con el Presidente. Seguirán en Villa La Angostura, donde descansa ya el mandatario. Escuchamos esto de un grupo de gente que se acercó a las vallas de la Rosada: "Esta política del gobierno nos está matando en cuotas". Definición perfecta.

"Puerta" abierta

¡Cuántas cosas ingresan en estas horas al núcleo de "Breves y sabrosas"! Hay todo tipo de versiones. Lea:

A) Se abrieron las puertas de Olivos para una entrevista no prevista: Ramón Puerta, el embajador en España, a solas con Macri. El diplomático, hombre del peronismo histórico, es muy amigo de don Mauricio y le aconseja algunas cosas. Si lo escucha o no, son cosas que no se pueden responder. Sin embargo, acuérdense, alguna vez se lo mencionó como jefe de gabinete. Pero quizás "alguna sugerencia de un alto cargo hubo", escuchamos por allí.

B) Casualmente se refiere al joven que ocupa ese cargo: Marcos Peña. Se toma vacaciones pero está preparando el terreno para una entrevista de "reconciliación", así le llaman, entre el Presidente y Lilita. La dama vuelve a las pistas políticas para dar consejos sobre las elecciones. Nadie va a saber el momento, pero la reserva de Olivos será protagonista silenciosa del encuentro y más pronto de lo que uno cree.

Seguimos: Miguel Ángel Villarroel, un gran profesional de la locución de Casa de Gobierno, cumple años y ya recibe el cariñoso abrazo de todo el personal del edificio de Balcarce 50. El nuestro también.

La última de este bloque: Rogelio Frigerio, quizás el hombre más efectivo de un gabinete presidencial que no tiene mucho ritmo para coordinar políticas, se irá. El Presidente lo quiere ubicar como titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Su capacidad de diálogo y conocimiento hace que este joven ministro pueda alcanzar ese destino y muchos otros. Además es un verdadero hombre de buen trato con todos los sectores y de eso el periodismo puede dar fe.

Reclamo sin respuesta

Se oye permanentemente el reclamo de bajar las retenciones para agregar más valor. El otro día, en un encuentro con periodistas, el presidente de la Cadena de la Soja, Luis Zubizarreta, puso el grito en el cielo ante este hecho, solicitando con energía una solución al problema. "Si no se bajan las retenciones se va a producir menos", impactó el dirigente, al tiempo que solicitó una audiencia con el Presidente de la Nación. Desde este espacio y desde la Casa Rosada, saludamos a toda la gente de nuestro diario y del país entero con el deseo de que la Nochebuena y la Navidad hagan que en el futuro alcance los destinos de paz y de trabajo que merece nuestra querida Argentina. El domingo próximo volvemos en esta misma página y este miércoles, a las 22, por Crónica HD. Felicidades y buenos augurios.