El segundo de Camioneros volvió a desvincularse de las acusaciones del barra de Independiente Pablo "Bebote" Álvarez, que lo involucró junto al padre del sindicalista en una causa por lavado de dinero en el club de Avellaneda que lideran los Moyano. 

En tanto, el Juzgado de Garantías Nº 8 de Lomas de Zamora, a cargo de Gabriel Vitale, avanza en las irregularidades detectadas en Independiente por desvío –y presunto lavado– de dinero en distintos negociados de la barra brava.

En cuanto a la movilización del próximo 21 de febrero, Pablo Moyano aseguró que "hay una propuesta importante" por parte de las autoridades nacionales y que "nunca ha tenido una alianza con el presidente Mauricio Macri"

Con fuertes críticas al Gobierno, el dirigente sindical sostuvo "va a ser una marcha de trabajadores y eso le molesta al Gobierno, además de la magnitud de la marcha". "Si hay un infiltrado en la marcha, hacemos cargo al Gobierno de eso", advirtió. 

El segundo de Camioneros dijo que después de la protesta habrá un reacomodamiento del movimiento obrero y le abrió la puerta a la CTA, que participará de la movilización "Adentro de Azopardo o afuera no se descarta reflotar el MTA, con dirigentes de la CTA y algunos compañeros de la izquierda. En la CTA hay dirigentes que siempre estuvieron en la calle. (Juan) Grabois es un compañero que está cerca de los trabajadores, lo conocí hace 20 días. Se puede armar una mesa sindical importante"

Asimismo manifestó que no conoce a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchrner, pero se mostró dispuesto a hablar con todos los sectores.

En referencia a las próximas elecciones, el sindicalista opinó que “hoy por hoy no hay ningún candidato que contenga a todos los sectores del peronismo” y negó estar armando una coalición con Máximo Kirchner “No lo conozco, no lo vi nunca en mi vida. Me llamó una sola vez cuando falleció mi hermano. Es otra mentira más”.