El presidente Alberto Fernández dio a conocer este jueves que "en más de una oportunidad" recibió amenazas de muerte, al tiempo que señaló que "no quiero darles mayor trascendencia de la que merecen" pero también evitó dar más detalles en razón de que "no quiero interferir en investigaciones que se están haciendo al respecto a cargo de la Policía Federal".

Durante una entrevista con El Destape Radio, el jefe de Estado fue consultado sobre el planteo mediático de que se puede estar generando un clima de violencia social, y si bien descartó ese panorama, advirtió que "todos recibimos amenazas. Yo también recibí amenazas de muerte y en más de una ocasión", a lo cual agregó que lo vinculaba con "actos de sectores libertarios extremos".

El primer mandatario fue también consultado por la relación entre su Gobierno y el Poder Judicial. Su respuesta fue que "nosotros no amenazamos ni perseguimos ni operamos sobre fiscales ni jueces" y agregó que "nadie tiene que sentirse en riesgo" en lo referido a su seguridad personal, luego de que la Corte Suprema pidiera reforzar la custodia para los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola y los jueces del Tribunal Oral Federal N° 2, Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Gorini y Andrés Basso, que intervienen en el juicio oral de la llamada "causa Vialidad".

 

Sobre la cuestión, Fernández amplió señalando que "el fiscal Luciani tiene que estar tranquilo, porque el sabe mejor que yo que nunca recibió ningún llamado del Gobierno nacional, ni presión de nuestra parte, ningún espía lo fue a visitar, ni tampoco existirá algo así. No debería tener ningún temor" y reiteró: "Mientras yo siga en el Gobierno nunca vamos a hacer operaciones con la justicia. Ningún juez, ni ningún fiscal debe temer por su integridad".

Tergiversación de la frase sobre Nisman y Luciani

Posteriormente, expresó que "ha habido una enorme tergiversación" de sus declaraciones del miércoles en una entrevista con el canal Todo Noticias (TN) sobre una comparación entre los fiscales Alberto Nisman y Diego Luciani. "Lo que siento es que ha habido una enorme tergiversación de lo que dije. La frase aislada fue parte de una pregunta que me sorprendió. No tengo ningún temor de que pueda pasar eso", dijo, en cuanto a la posibilidad de que Luciani intente suicidarse.

"Leí que por lo que dije de Nisman (que) me van a denunciar por instigación al suicidio. No lo puedo creer eso, justamente dije todo lo contrario", añadió.

En cuanto al juicio oral por la obra pública en sí mismo, expresó que "la causa contra Cristina es disparatada. Lo dije también cuando no hablaba con ella. No tengan duda que Cristina no tenía la menor idea de cómo se certificaban la obras. Hay 15 escalones en el medio".

Acotó enseguida que "no tengo dudas que desde 2015 se montó un esquema de persecución contra Cristina", y destacó el hecho de que "nunca en mi vida llamé a uno de esos jueces, nunca en mi vida los invité a jugar al fútbol o paddle. Las formas pesan. (El fiscal Diego) Luciani no podía no saber que estaba jugando al fútbol en la cancha de (Mauricio) Macri".

 

Aventuró asimismo que "es muy posible que la nulidad del juicio ocurra. Ni Kafka hubiese tenido la inventiva de contar este juicio" el cual, dijo, "en términos de derecho penal me asombra".

En ese contexto, consideró que la coalición opositora Juntos por el Cambio "no quiere que cambie esta Justicia, porque le sirve a ellos", sostuvo que "si esta Justicia le es útil a un espacio político, es a Cambiemos" y como argumento recordó que el proyecto de reforma de la Justicia Federal que él envió al Congreso "se aprobó en el Senado y se quedó trabado en Diputados porque Cambiemos no quiso darle curso".

Finalmente, Fernández confirmó que promueve una manifestación en respaldo de la vicepresidenta Cristina Fernandez de Kirchner: "Impulso la marcha porque vivimos un momento muy singular. No me resulta preocupante salir a la calle a expresar lo que pensamos en la medida que sea en términos democráticos", concluyó.

Ver comentarios