Por Roberto Di Sandro
El Decano
72 años en la Casa Rosada
rdisandro@cronica.com.ar

Transición telefónica

Mauricio Macri se fue a Córdoba, su bastión electoral. Allí, junto con los suyos, se dedica a meditar la transición. Volverá mañana y luego se irá a Santa Fe. Después de la derrota, aunque obtuvo un buen caudal de votos para ser opositor, el actual Presidente -a quien le falta menos de un mes para irse- parece que se decidió a realizar una especie de “transición telefónica”.

Una fuente generalmente bien informada, y a la que seguro van a desmentir, afirmó que Mauricio y Alberto Fernández “se comunican constantemente por el hilo telefónico para darse detalles mutuos del traspaso”. Hasta hablaron del protocolo del traspaso: entrega de los atributos; movimientos previos a la entrega del poder y todo aquello que tiene que ver con los cambios de personas y de oficinas.

En tanto, el nuevo mandamás se convirtió en el receptor de todos los problemas que aquejan al país y los que vienen del exterior. Como dijo alguien -y tiene toda la razón del mundo, porque uno lo puede comprobar a diario-: “Alberto ya es Presidente y todos los temas demandan su atención”. Estamos en Casa de Gobierno hace décadas para comprobar todo esto y también detalles entre los cuales -increíblemente- se admite que, por falta de presupuesto, se redujo la comida para todo el personal que almuerza en el comedor del segundo piso. Después de escuchar el humor -¿será humor?- de un laburante de la Rosada al decir: “Pidan otro préstamo para pagar la comida”, se registraron diferentes informaciones, muy pocas, de los movimientos que hace Mauricio Macri en su debilitada tarea oficial. Lo que sí, hay muchos saludos de la gente que se acerca para despedirlo y de otros -se escuchó en un salón que lo hacen para decirle “se puede”, pero pensando en elecciones futuras.

Un dato final para este primer bloque: a esa “transición telefónica” le sucedería la semana que se inicia “la transición de carne y hueso”, es decir, “entre figuras ya designadas de uno que se va y del otro que viene”. Ya está preparada la oficina pertinente en un lugar del edificio de Balcarce 50. Allí se sentarán para verse las caras. A continuación, más información y perlitas que surgen a cada paso en los pasillos oficiales.

Los temores de Mauricio

Olivos es siempre un escenario bien reservado para las reuniones. Tiene varios accesos por donde entran y salen aquellos que quieren gambetear a los periodistas. Por eso, el presidente de la Nación hasta dentro de pocos días sigue contactándose con políticos, y en especial con gente del partido centenario. Ese 40% que acumuló en la última elección le dio muchas esperanzas para el futuro y para, al mismo tiempo, convertirse en una fuerza opositora bastante aceptable. Pero también es un hecho que, según una voz que sabe, Macri tiene el temor de que se peleen los hombres del radicalismo y se separen, y entonces adiós a ese 40%. Si se produce, el PRO sería, sin duda, insignificante en el futuro y entonces las posibilidades de volver al poder desaparecerían. Claro que, en ese caso, comenzaría a retornar a su personalidad señera la UCR. Hay muchos que esperan eso.

También ocurre en el peronismo “de Perón” -así lo llaman-, que de todas maneras es la base de la agrupación triunfadora denominada Frente de Todos. Dentro de esa compleja situación, el radical más peleador con el PRO es Alfredo Cornejo. No tiene pelos en la lengua.

El que espera y mantiene principios inamovibles es Ricardo Alfonsín, hijo de una figura señera dentro de la política nacional. El 2020 se viene con todo, pero lo que hay que resolver ya es la situación económica gravísima del país y una aclaración de por qué en estos cuatro años el sufrimiento ciudadano se ha profundizado.

Versiones y sorpresas

Por más negativas que haya, la Casa Rosada es receptáculo de todo lo que ocurre. Rumores, versiones, conjeturas, trascendidos, realidades y todo lo que usted, señor lector, pueda imaginar desfilan por los pasillos. Los traen de afuera los mismos funcionarios o se generan adentro. Cuántas veces tiraron “pescado podrido” -así calificamos a la información falsa que tiene sentido especulativo para desorientar con sentido “non santo”- y las repercusiones saltaron en el acto.

Ahora, en Breves y Sabrosas, decimos que en una oficina muy cercana a la de Presidencia se escuchó la noticia de otra entrevista de Alberto, el flamante presidente electo, con Roberto Lavagna. Una vez más, un rechazo. Sin embargo, el informante también dijo: Alberto Fernández no cejará en su empeño” de darle el Ministerio de Economía. Además, la fuente de “carne y hueso” reveló, siempre en voz baja: “El futuro Presidente percibe todas las versiones que dan vuelta sobre su gabinete. Se van a llevar varias sorpresas”. Aquí me paro.

El saliente jefe de Gabinete, Marcos Peña, sigue hablando. No lo hace en Casa de Gobierno, sino afuera. Reúne a los militantes del PRO y los arenga. Remarca frases que le sugirió Mauricio Macri. Están en plena campaña para dentro de cuatro años. ¿Y si lo reeligen a Alberto?

La otra versión: los directores europeos del Fondo Monetario Internacional ( FMI) quieren que el subdirector gerente de ese organismo,  David Lipton, sea declarado el culpable directo del fracaso del acuerdo con la Argentina. Lo quieren echar.

¿Y qué me cuentan de este rumor?: Macri se alquiló un departamento frente a la Quinta de Olivos y vendió el de Palermo. Quiere llegar a diputado en 2021 y tiene un deseo increíble: poner en marcha el “Plan Volver”. Mauricio: Juan Domingo Perón hubo uno solo. Final de este segmento.

Polémica en seguridad

Hace pocas horas Patricia Bullrich y Alberto Fernández polemizaron por el plan de seguridad. La actual ministra aludió a la forma en que se encaran el cuidado y la vigilancia, además de otros detalles. En tanto, el flamante mandatario electo de la Nación rechazó algunas de sus concepciones y dio a conocer otras que se acercan más al privilegio que dará el nuevo gobierno a la seguridad. Algo para recordar y aplicar: hace más de cuarenta años, un presidente, Juan Perón, que ejerció el cargo tres veces, dejó escrito un documento sobre medio ambiente. Este fue recogido en todo el universo y, en Francia, Charles de Gaulle, héroe de la Segunda Guerra Mundial, lo aplicó teniendo en cuenta los conocimientos profundos que el líder argentino, un estudioso de ese y otros temas, había registrado en dicho plan.

Hay un modelo nacional expresado por Perón para el año 2000 en adelante, donde aparecen diferentes enfoques modernizados y tecnificados explicados como si fuera hoy por esa figura relevante de la política nacional de los últimos cien años. Allí, si lo buscan -se lo recomendaría que lo hiciera al nuevo presidente de la Nación-, aparecen nuevos lineamientos acerca de la acción social, modificaciones de conceptos que deberían “aggiornarse” a tono con los tiempos que corren y otros aspectos salientes de estrategias en torno a la educación, el trabajo, la seguridad, la salud y demás, que pueden ser aplicadas en la actualidad.

Esa visión escrita y relatada antes de morir por Juan Domingo Perón es un elemento fundamental de información escrito con una visión de futuro impresionante. En una clase ofrecida en 1973, el creador del justicialismo -cuyo primer regreso al país luego de 18 años de ausencia se recuerda hoy, Día del Militante- aludió a la revolución de la tecnología y anticipó la aceptación de ese modernismo, pero teniendo en cuenta, siempre, el cuidado de que una maquinaria reemplace a cien operarios, con lo cual se eliminarían del campo laboral millares de trabajadores. Y, señores: esto está ocurriendo.

Hasta aquí llegamos. El domingo venidero, Intimidades volverá a estar reflejada a estas páginas y un día antes, como siempre, estaremos en las pantallas de Crónica HD a partir de las 21.30. Buena semana.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

La Iglesia recuerda a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos