El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, cuestionó la marcha de trabajadores del Astillero Río Santiago, y aseguró que lo que hubo fue "cuando menos, un intento de copamiento" de la Casa de Gobierno provincial. El funcionario difundió videos en los que se observa cómo dos personas golpean con martillos el candado de la reja de ingreso a la gobernación, buscando romperlo para poder ingresar.

"Cuando uno ve que no solamente eran trabajadores los que se movilizaban, sino que eran parte de distintos grupos, uno entiende que no sólo vienen a pedir diálogo".

Además, en declaraciones radiales, aseguró que el episodio en el que un patrullero atropelló a un manifestante fue fraguado: "Se ve claramente cómo un encapuchado se arroja sobre el móvil, y aparecen otros 70 para destruirlo y atacar a los trabajadores de la policía", dijo.

Para el jefe de la cartera de Seguridad bonaerense, en la marcha no hubo sólo empleados del astillero, sino que también "hubo sectores políticos, agrupaciones que creen que el disturbio es una medida de protesta. Si no tomábamos la actitud que tomamos, entraban a la Casa de Gobierno y no sabemos qué iba a pasar".