Con pocas propuestas y muchos cruces ensayados, el primer debate presidencial concluyó repleto de mensajes destinados al votante propio y no a conquistar a nuevos electores. Durante más de dos horas, Mauricio Macri (Juntos por el Cambio), Alberto Fernández (Frente de Todos), Roberto Lavagna (Consenso Federal), Nicolás Del Caño (Frente de Izquierda), José Luis Espert (Despertar-Unite) y Juan José Gómez Centurión (Frente NOS) repasaron en la Universidad del Litoral sus ideas sobre relaciones internacionales, economía, derechos humanos y salud y educación.

Desde el vamos, Fernández salió decidido a atacar al Presidente, y en sus primeras palabras recordó "las mentiras" del debate del 2015. En primera fila, invitado, miraba Daniel Scioli, protagonista de aquel cruce. En todas sus intervenciones hubo críticas directas al primer mandatario, que acompañaba con un gesto con el dedo, lo que le dio pie a la respuesta de Macri en el cierre, cuando dijo que "volvió el dedito, el atril y la canchereada".

Con excepción de los dos protagonistas de la disputa presidencial, la falta de preparación de los aspirantes a la Casa Rosada quedó expuesta frente al cronómetro: casi nunca Espert, Lavagna y Gómez Centurión lograron completar su ponencia antes del cierre de sus micrófonos.

Del Caño, en tanto, alternó buenas y malas frente al reloj, que se convirtió en el principal obstáculo para los candidatos.

Venezuela y Malvinas

A lo largo de los cuatro bloques temáticos se fueron haciendo evidentes las posturas y estrategias discursivas: Alberto Fernández apuntó siempre contra el Presidente, que eligió los momentos en los que responder el cruce propuesto. Lavagna intentó cuestionar al oficialismo y al kirchnerismo, con un lenguaje seco y alejado de las polémicas, lo que lo limitó sensiblemente.

Mientras Del Caño denunció a "los gobernadores del PJ" como integrantes del Frente de Todos y "cómplices de Macri", tanto Espert como Gómez Centurión buscaron publicitar sus ideas más polémicas. El economista "liberal" sorprendió cuando habló de Malvinas y pidió "alcanzar el nivel de vida del Reino Unido" antes de poder reclamar por nuestra soberanía y agregó que recién en ese punto se debería "conversar con los isleños", rompiendo con la postura histórica del diálogo entre dos naciones.

Luego agregaría otras polémicas, como el ataque a los sindicatos y el plan para arancelar la universidad pública. Para el ex combatiente de Malvinas, en tanto, la defensa de "las dos vidas" fue el eje de sus momentos de lucidez.

Economía: segundo round

En el terreno económico Macri se recostó contra las cuerdas. Primero admitió que "creí que iba a ser más simple" y cuando le llovieron los críticas recordó que Fernández "antes criticaba a Cristina Kirchner". El dirigente del Frente de Todos sentenció que "le sacó la plata del bolsillo al jubilado y al trabajador".

Fuerte cruce en Educación

En el tercer bloque, Fernández remarcó la cuestionada frase de Macri sobre "caer en la educación pública" y sumó a  María Eugenia Vidal, que había dicho que "los pobres no van a la universidad". El presidente respondió con un dardo contra  Axel Kicillof, que la semana pasada dijo que "muchos que perdieron el trabajo ahora tienen que vender droga": "Supongo que el gobernador hará una narcocapacitación", disparó.

El cierre, a los propios

A la hora del cierre, cada uno reforzó su mirada: Lavagna pidió que kirchnerismo y macrismo "asuman sus fracasos"; Macri enumeró sus puntos fuertes y pidió "más tiempo" para "arreglar años de desmanejo económico"; Fernández cuestionó la gestión de las finanzas del Presidente.

Una vez más, Del Caño les habló a "los jóvenes precarizados", Espert cuestionó a los sindicatos y Gómez Centurión postuló que "si no defendemos la vida no podemos avanzar hacia ningún otro derecho".

Ver más productos

Santa Cecilia, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Cecilia de Roma

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos