En un nuevo paso hacia la segmentación de las tarifas de gas y electricidad, el Gobierno aprobó la base de datos que se utilizará en el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE), y servirá para completar la Declaración Jurada de Usuarias y Usuarios de Servicios Públicos. Será la herramienta para todos aquellos que aspiren a continuar con las compensaciones y evitar así el pago de la tarifa plena de ambos servicios.

La disposición 1/2022 de la Subsecretaría de Planeamiento Energético del Ministerio de Economía, publicada hoy en el Boletín Oficial, dejó establecida la medida. Días atrás, se había dado a conocer la resolución 467/2022 de la Secretaría de Energía, por la cual su titular, Darío Martínez, delegó la tarea de "instrumentar la Segmentación de Subsidios a Usuarios y Usuarias residenciales de los servicios públicos de energía eléctrica y gas natural por red" en Santiago López Osornio.

 

En la disposición se solicita a la Subsecretaría de Servicios y País Digital, dependiente de la Secretaría de Innovación Pública de la Jefatura de Gabinete, que arbitre los medios necesarios para que el formulario pase a estar integrado como parte de la Plataforma del Sector Público Nacional en el sitio https://www.argentina.gob.ar.

Subsidios a tarifas de gas y eléctricidad: estos son los datos que deberán cargarse

En el anexo de la medida se precisa que "la base de datos es informatizada" y que su estructura estará conformada por "al menos" dieciséis ítems. Estos datos son

-Documento Nacional de Identidad

-Número de trámite del DNI

-Nombre

-Apellido

-CUIL

-Género

-Fecha de nacimiento

-Datos socioeconómicos

-Situación laboral

-Datos de contacto

-Domicilio declarado por el usuario

-Código postal

-Relación con el domicilio

-Datos del servicio de luz

-Datos del servicio de gas

-Datos del grupo conviviente

 

Subsidios: estos son los niveles de segmentación

La segmentación tarifaria fue establecida en el decreto 332/2022 del último 16 de junio y estableció los parámetros para determinar la pertenencia a los tres niveles fijados en el acuerdo suscripto con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El nivel 1 es el único que tendrá que pagar la tarifa sin ninguna clase de subsidios y comprende al 10% de la población de mayor poder adquisitivo.

En ese caso, todos los integrantes del hogar deberán reunir al menos una de estas condiciones: ingresos mensuales netos superiores a un valor equivalente a 3,5 Canastas Básicas Totales (CBT) para un hogar tipo 2 según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), ser titulares de 3 o más automóviles con una antigüedad menor a 5 años, tres o más inmuebles, una o más aeronaves o embarcaciones de lujo y activos societarios que "exterioricen capacidad económica plena".

Según el último informe del Indec, el equivalente a 3,5 CBT de mayo asciende a $348.868,97.

 

En el nivel 2 está integrado por los usuarios de menores ingresos, beneficiarios de la tarifa social, cuyo aumento en todo 2022 no podrá superar el 40% del Coeficiente de Variación Salarial del año pasado, lo que en los hechos representa un incremento nominal total de 21,36%.

Deberán tener ingresos menores a una CBT ($99.676,85 a mayo), o bien tener un integrante con certificado de Vivienda Renabap (Registro Nacional de Barrios Populares), o que se trate de un domicilio donde funcione un comedor o merendero comunitario registrado, tener un integrante que posea pensión vitalicia a Veteranos de Guerra del Atlántico Sur o que posea certificado de discapacidad.

El nivel 3 está compuesto por los usuarios no comprendidos en los dos anteriores y el impacto en la factura será del 80% de CVS, que para este año es del 42,72%.

Asimismo, serán incluidos en este nivel los del nivel 2 que sean propietarios de dos o más inmuebles y de un vehículo de hasta 3 años de antigüedad, salvo los hogares donde exista al menos un conviviente con Certificado Único de Discapacidad.

Ver comentarios