El Tribunal Oral Federal 4 anunció que el juicio proseguirá el 1 de noviembre. (DyN)

El actual diputado nacional, Julio De Vido, se negó este miércoles a prestar declaración indagatoria en el juicio oral y público al que es sometido por la tragedia ferroviaria de Once, que provocó 51 muertos y 789 heridos en 2012.

"No (voy a declarar) por el momento por asesoría de mis defensores pero me reservo el derecho de hacerlo más adelante", dijo el ex funcionario de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández cuando el Tribunal Oral Federal 4 lo invitó a subir al estrado y hablar.

Al ser interrogado sobre sus datos personales, De Vido dijo que es "casado", "arquitecto y actualmente diputado", que vive en "Puerto Panal, localidad de Lima, partido de Zárate", y negó que tenga condenas pero admitió que posee "varias causas en trámite".

También se opuso a ejercer su declaración de descargo el otro enjuiciado: el ex jefe de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos Jorge Gustavo Simeonoff.

"Tengo intención (de declarar) en el transcurso del debate pero no lo voy a hacer hoy", dijo el co-enjuiciado junto a De Vido, que al ser identificado por el tribunal aseguró que su profesión es la de "abogado" pero remarcó que en la actualidad está "desocupado".

Luego de ambos desistimientos, el Tribunal Oral Federal 4 resolvió clausurar la tercera audiencia del debate, que sesiona sólo los miércoles, y anunció que el juicio proseguirá dentro de tres semanas, el 1 de noviembre, cuando se abrirá la etapa de recepción de testimonios.

Los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel y Gabriela López Iñíguez rechazaron previamente los pedidos de absolución y nulidad hechos por las defensas de los acusados por considerar que eran "reedición" de planteos que ya llegaron a tribunales superiores, incluida la Corte Suprema, y fueron desestimados.

De Vido y Simeonoff comparecen acusados de los delitos de descarrilamiento de un tren agravado y defraudación contra la administración pública.

En el primer juicio por la tragedia de Once, en 2015, el Tribunal Oral Federal 2, condenó a 21 de los 28 acusados: la pena más alta, nueve años de prisión, recayó sobre Claudio Cirigliano, ex titular de TBA, por estafa y administración fraudulenta contra el Estado.

El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime fue sentenciado a cinco años de prisión y su sucesor Juan Pablo Schiavi a ocho años

Fuentes judiciales informaron que la Cámara Federal de Casación Penal realizará en diciembre próximo tres audiencias previas a revisar las 21 condenas dictadas en aquel juicio: serán los jueves 7, 14 y 21 del último mes de 2017 en los tribunales de Comodoro Py, en el barrio porteño de Retiro.

Allí los abogados que representan a la defensa, fiscalía y querellas expondrán sus argumentos ante los camaristas Eduardo Riggi, Juan Carlos Gemignani, y Carlos Mahiques, que luego pasarán a deliberar sobre los distintos recursos de apelación.

Los camaristas deberán resolver si confirman o revocan las 21 condenas que el Tribunal Oral Federal 2 dictó en 2015 y en caso de que confirme aquellas sentencias, Cirigliano y Schiavi podrían terminar en prisión, donde ya se encuentra el ex secretario Jaime.