Ante eso, se tendrá que resolver si acepta la “conexidad” que le plantearon sus pares del Federal 2 y se hace cargo de las dos causas, en un megajucio que sentaría al banquillo a la actual senadora, al ex ministro de Planificación Julio De Vido, al detenido Lázaro Báez y sus hijos, entre otros procesados.

La semana pasada, la Corte Suprema de Justicia había invalidado el primer sorteo.

De esta forma, la causa en la que se investiga las irregularidades en la adjudicación de obras públicas en la provincia de Santa Cruz, en donde se acusa a la expresidente y al empresario por asociación ilícita, será juzgada por el TOF N° 4, tribunal integrado por los jueces Pablo Daniel Bertuzzi, Nestor Guillermo Costable y Leopoldo Bruglia.