Fabián Rodríguez Simón, exasesor de Mauricio Macri, está siendo investigado por la jueza María Romilda Servini quien elevó un pedido de captura internacional. Sin embargo, el exfuncionario se instaló en Montevideo y la justicia del vecino país rechazó su detención este jueves.

El gobierno argentino inició los trámites para pedir su extradición pero Rodríguez Simón elevó un pedido a Uruguay para ser reconocido como "refugiado político". En este contexto, la jueza uruguaya Adriana Chasmarian resolvió que no le otorgará la extradición a la Argentina, hasta tanto no haya una resolución con respecto al pedido de refugio.

Este trámite podría llevar meses y mientras tanto el exasesor continúa en libertad. Por lo pronto, la juez le solicitó “constituir domicilio en el país y entregar los pasaportes que pueda tener en su poder”. Hasta el momento, la fiscalía no apeló el fallo.

Por qué es investigado Fabián Rodríguez Simón

El empresario "Pepín" Rodríguez Simón, de 62 años, está acusado de ser parte de una "asociación ilícita", que según denunció el empresario Fabián de Sousa, se encargaba de presionar a los accionistas del Grupo Indalo para que renunciaran al manejo de las empresas.

Todo ello habría ocurrido durante la gestión de Cambiemos y en el marco de la misma causa están imputados el propio  Mauricio Macri, su exjefe de asesores José María Torello y el extitular de la AFIP, Alberto Abad, quien fue citado a indagatoria para el 9 de junio.

En ámbitos políticos, Rodríguez Simón también es considerado como el cerebro de las operaciones jurídicas de Cambiemos y de coordinar tareas con la Administración Federal de Inteligencia (AFI) para direccionar la tarea de los jueces en contra de los exfuncionarios kirchneristas.