La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, aseguró esta tarde que “ya no hay impunidad ni privilegios para nadie”, en el marco de la detención del ex funcionario kirchnerista Julio De Vido.

“Todos somos iguales ante la ley y tenemos que responder por lo que hagamos”, advirtió Vidal y afirmó que “está bien que la justicia pueda actuar”. La mandataria provincial se refirió a la detención de De Vido y señaló que “es una señal que ya no hay impunidad ni privilegios para nadie”.

“Todos los argentinos sabíamos que esto iba a pasar, pero una cosa es saberlo y otra es verlo”, indicó y agregó que “eso es muy importante respecto a lo que viene para adelante, la confianza que tenemos que recuperar en nosotros mismos, en el país que queremos, un país sin justicia no es un país posible”.

Vidal afirma que hubo un cambio desde que la política decidió no interferir más en la justicia. "Hoy los jueces saben que pueden hacer lo que creen que es justo", dijo y remarcó que los magistrados pueden "sobreseer, procesar, detener, lo que sea que haga falta y no interferir desde la política".

La Cámara de Diputados aprobó el miércoles por la tarde con 176 votos a favor y ninguno en contra, el desafuero del legislador del Frente para la Victoria. De Vido es investigado por el juez Luis Rodríguez por presuntas irregularidades en el yacimiento minero Río Turbio, mientras que el juez Claudio Bonadio ya lo procesó con prisión preventiva por la causa de fraude en la compra de Gas Natural Licuado (GNL).