Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

El oficialismo tiene decidido apurar el debate parlamentario sobre el proyecto de ley que apunta a facilitar la expropiación y urbanización de 4.228 barrios populares, habitados por alrededor de 3.500.000 personas, para lo cual esta semana habrá conversaciones con referentes legislativos de la oposición.

La iniciativa, presentada en la Cámara de Diputados por los presidentes de los bloques de Cambiemos, Mario Negri (UCR), Nicolás Massot (PRO) y Elisa Carrió (Coalición Cívica), será girada a las comisiones, que lo debatirán en un plenario conjunto, cuya convocatoria será oficializada en los próximos días.

En el oficialismo descuentan el respaldo, en general, de las bancadas del Frente para la Victoria, del Justicialismo, del Frente Renovador y de las expresiones legislativas del progresismo y hasta del Frente de Izquierda y los Trabajadores. El "Régimen de integración sociourbana y regularización dominial" dispone la utilidad pública y la expropiación de las tierras donde se levantan 4.228 barrios precarios en todo el país, con el objetivo de otorgarles el título de propiedad a sus habitantes.

Voceros del interbloque oficialista señalaron que "esto permitirá la urbanización de las villas de emergencia donde habitan tres millones y medio de argentinos". Agregaron que en la reunión que tienen todos los martes los referentes parlamentarios de Cambiemos en la Casa Rosada, mañana estará la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, para coordinar detalles de la exposición que hará en el Congreso sobre los alcances del proyecto.

"Estamos dando un paso clave en la principal política que tiene el gobierno, que es la lucha contra la pobreza. La aplicación de esta ley conllevará el esfuerzo de Nación, provincias y municipios y esto se traducirá en más y mejor federalismo. Estamos caminando hacia una Argentina con más igualdad", expresó Negri.

El texto

En su artículo primero, la norma declara "de interés público" el régimen de integración sociourbana de los asentamientos identificados en el Registro Nacional de Barrios Populares en Proceso de Integración Urbana (Renabap), que fue creado el 1 de diciembre de 2015 por un decreto de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En el proyecto se aclaró que sólo serán alcanzados los barrios ya relevados e identificados en ese registro. "La declaración de utilidad pública aplica exclusivamente sobre los bienes inmuebles en los que se encuentran asentados barrios populares debidamente relevados e identificados en el Renabap, a la fecha de entrada en vigencia de la presente ley y cuya propiedad no sea del Estado nacional", se puntualizó en el texto.

Además se estableció que será la Agencia de Administración de Bienes del Estado la que actuará como "Sujeto Expropiante", la cual "individualizará los bienes inmuebles a expropiar incluidos en el Renabap, utilizando la totalidad de la información existente, así como aquella que pudiera obtener con el objeto de la mejor identificación de los bienes inmuebles sujetos a expropiación".