La noticia de la muerte de Gerardo Rozín conmocionó a televidentes y periodistas por igual, cuando tomó a la mayoría por sorpresa la noche del viernes. Pronto, se conoció que la causa de su fallecimiento fue un tumor cerebral, cáncer al que se había enfrentado por la mayoría del 2021. 

Junto con la conmoción y la ola de mensajes de condolencia que pronto llenó las redes sociales, también empezaron las preguntas acerca de la condición que sufrió Rozín. Mientras sus allegados no ofrecieron detalles acerca de su tratamiento, concentrándose en organizar un último adiós antes de trasladarlo a su Rosario querido, es posible responder la pregunta más común:

 

 

 

Muerte de Gerardo Rozín: ¿Qué es un tumor cerebral?

Un tumor cerebral es un crecimiento de células anormales en el cerebro. Los tumores cerebrales pueden desarrollarse en cualquier parte del cerebro o del cráneo, incluido su revestimiento protector, la parte inferior del cerebro (base del cráneo), el tronco encefálico, los senos paranasales y la cavidad nasal, y muchas otras áreas. Hay más de 120 tipos diferentes de tumores que se pueden desarrollar en el cerebro, según el tejido del que provengan.

Acerca de las causas detrás de un tumor cancerígeno, mientras el conocimiento es aún limitado, se sabe que las mutaciones o los defectos en los genes pueden hacer que las células del cerebro crezcan sin control y causen un tumor. La única causa ambiental conocida de tumores cerebrales es la exposición a grandes cantidades de radiación de rayos X o tratamientos previos contra el cáncer.

¿Cómo se trata un tumor cerebral?

El cáncer que se llevó a Gerardo Rozín.

Los especialistas de la Universidad de San Francisco, cuya rama médica se especializa en cáncer, resaltan que el tratamiento de los tumores cerebrales depende de varios factores, incluidos el tipo, la ubicación y el tamaño del tumor, así como la edad y el estado de salud general del paciente.

Antes de comenzar cualquier tipo de tratamiento, la mayoría de los pacientes reciben esteroides, medicamentos que alivian la hinchazón o el edema para reducir los síntomas que provoca un tumor cerebral y facilitar los siguientes pasos. Una vez realizados los estudios pertinentes, existen tres tratamientos que son más comunes para los tumores cerebrales:

Cirugía

A través de una cirugía, dependiendo del caso, es posible remover el tumor en su totalidad.

Si el tumor cerebral está ubicado en un lugar que lo hace accesible para una operación, un cirujano trabajará para extirpar la mayor cantidad de tumor cerebral que se pueda de manera segura. En una operación llamada craneotomía, un especialista podrá remover el tumor a través de una abertura en el cráneo.

Siempre que sea posible, el cirujano intenta extirpar todo el tumor. Si el tumor no se puede extirpar por completo sin dañar el tejido cerebral vital, el médico puede extirpar la mayor cantidad de tumor posible. La extirpación parcial ayuda a aliviar los síntomas al reducir la presión sobre el cerebro y reduce la cantidad de tumor que se tratará con radioterapia o quimioterapia.

Radioterapia

La radioterapia es una opción cuando el tumor no puede ser extirpado quirúrgicamente.

La radioterapia es el uso de rayos de alta potencia para dañar las células cancerosas y evitar que crezcan. A menudo se usa para destruir el tejido tumoral que no se puede extirpar con cirugía o para eliminar las células cancerosas que pueden quedar después de la cirugía. La radioterapia también se emplea cuando la cirugía no es posible.

La radioterapia se puede administrar de diferentes maneras, como la radiación externa. Generalmente, se aplica en sesiones durante varias semanas (para proteger el tejido sano en el área del tumor) y puede estar dirigida solo al tumor, al tejido circundante o a todo el cerebro.

Los efectos secundarios de la radioterapia dependen del tipo y la dosis de radiación que reciba. Los efectos secundarios usuales durante o inmediatamente después de la radiación incluyen fatiga, dolores de cabeza, pérdida de memoria, irritación del cuero cabelludo y pérdida de cabello.

Quimioterapia

¿Cómo se trata un tumor cerebral?

La quimioterapia es el uso de medicamentos para matar las células cancerosas. El médico puede utilizar solamente un fármaco o una combinación, generalmente por vía oral o por inyección en un vaso sanguíneo o músculo. La quimioterapia generalmente se administra en ciclos: a un período de tratamiento le sigue un período de recuperación, luego otro período de tratamiento y así sucesivamente. 

Los pacientes a menudo no necesitan permanecer en el hospital para recibir tratamiento y la mayoría de los medicamentos se pueden administrar en el consultorio del médico o en la clínica. Sin embargo, dependiendo de los medicamentos empleados, la forma en que se administran y el estado general de salud del paciente, puede ser necesaria una breve estancia en el hospital.

Luego de completar el tratamiento, también puede ser necesaria una etapa de rehabilitación, debido a que los tumores cerebrales pueden desarrollarse en partes del cerebro que controlan las habilidades motoras, el habla, la visión y el pensamiento.

Ver comentarios