Una decisión del Consejo Provincial de Educación de Río Negro suprime los boletines de calificaciones en las escuelas de esa provincia, tal como se los conoce hasta ahora. A cambio, los reemplaza por informes personalizados en los que cada docente evaluará la trayectoria de cada alumno, pero sin calificar con una nota numérica.

La iniciativa se cristalizó a través de la resolución 2839 del citado organismo, que deja sin efecto el "Boletín de calificaciones de la Educación Primaria", con cortes evaluativos bimestrales y cuatrimestrales para las diferentes áreas programáticas.

La medida despertó un debate entre la sociedad rionegrina que por supuesto se trasladó al ámbito político, que es el que tiene poder de decisión sobre el tema. Por ejemplo, el legislador provincial Juan Martín, de Juntos por el Cambio, quien salió a criticar abiertamente la norma.

"Lamentablemente, Río Negro eligió el camino de la mediocrización", dijo Martín. "En lugar de evaluar si los chicos aprendieron de matemáticas, lengua o geografía, se pone la mirada sobre una generalidad muy poco específica", opinó.

Por el contrario, la ministra de Educación de la provincia, Mercedes Jara Tracchia, fijó la posición oficial sobre el tema. "Lo que estamos haciendo es modificar el boletín que teníamos, que era del año 2015. Ese boletín no daba todas las explicaciones y la información que realmente merecen tanto las familias como los chicos. Entonces empezamos a trabajar para modificar eso", expresó en una entrevista con Radio Seis.

"Lo único que estamos haciendo es modificar el instrumento evaluativo para darle mayor riqueza. Eso nos permitirá pensar en términos de cómo son las trayectorias escolares y que este boletín dé cuenta de las trayectorias escolares. La idea no es quitar el SO, el SA o el MUY SA, sino decir qué significa un SO en términos de proceso educativo", explicó.

Educación: los cambios en otras provincias

En los últimos meses, otras provincias también implementaron modificaciones en el sistema educativo y en la calificación de los alumnos. Amparada en la excepcionalidad de la pandemia de coronavirus, Formosa amplió la cantidad de materias previas que los alumnos pueden tener para pasar de año. 

También Entre Rìos habìa resuelto la prohibición de calificar a los alumnos con menos de 4, lo que en los hechos significaba la promoción automática al curso superior. Sin embargo, la medida fue revertida, crítica mediante, por el gobernador Gustavo Bordet.