Antes de que Wanda Nara rompiera las redes sociales con una infame historia de Instagram, Argentina fue testigo de otro culebrón de proporciones épicas: la separación entre Cecilia Oviedo y el cómico Nito Artaza. La pareja estuvo casada por 18 años, hasta que la amante de Artaza, Cecilia Milone, confesó la infidelidad del ex senador nacional en vivo y en directo. A 15 años del escándalo que ocupó todos los titulares, ¿Qué es de la vida de Cecilia Oviedo?

Los recuerdos del "Oviedo Gate"

"Fue un 2 de abril de 2007, un feriado, no me olvido más porque estábamos en casa con mi hijo, televisión prendida, y se sienta Cecilia a contar todo", recordó Cecilia Oviedo sobre el momento en el que descubrió que su esposo de casi dos décadas la engañaba hace ocho años. Tal como lo confesó Milone en el canal de Viviana Canosa, ella y Artaza habían iniciado una relación a escondidas en 1999, luego de conocerse en la obra Boeing Boeing

La amante vivió casi una década escondida, escuchando promesa tras promesa de la pronta separación de su amado. Hasta que a principios de 2007, la actriz y cantante se hartó y ventiló ante las cámaras de TV todos los detalles de su larguísima historia de amor prohibido. Muy angustiada, contó su calvario y aseguró que había recibido amenazas para alejarse del cómico.

Oviedo demandó a Viviana Canosa por daños y prejuicios luego del destape que acabó con su matrimonio.

"Me enteré del 80 por ciento de la historia de ellos por televisión. Y durante muchos años pensé que ella había inventado lo de las amenazas para contar algo que le explotaba por dentro. Fue una bomba verlo por tele", dijo Oviedo en diálogo con La Nación, especulando con el conocimiento que le dejaron años de experiencia en el medio como vedette y productora.

A la bomba le siguieron las lágrimas; concretamente, las de Artaza cuando la llamó llorando para pedirle perdón: "Pero yo no creo en el perdón. Acá no hay víctimas ni culpables. Mirando hacia atrás, mi matrimonio estaba terminado", sentenció. La separación fue un circo mediático, y a pesar de ganar casi 30.000 pesos en el juicio por daños y prejuicios a Canosa y Canal 9, pasarían años antes de que Oviedo lograra hacer paz con lo sucedido.

Astrología y reconciliación: el presente de Cecilia Oviedo

Cecilia Oviedo ejerce lo que llama " Astrología evolutiva". (Instagram: @cecioviedoastrologa)

Luego de su separación con Artaza, Oviedo atravesó por un momento de mucha angustia y vergüenza. Años más tarde, encontró en la astrología su camino de sanación: "De chica siempre fui esotérica, miraba las estrellas y pensaba que algo teníamos que ver con todo eso", contó en un programa de televisión. La ex vedette estudió la disciplina por cuatro años, y lleva ejerciendo la práctica como profesión desde 2017.

"Lo que te sucede en la vida es el aprendizaje que te toca. La carta natal ayuda a que te conozcás y para ver qué fase de la vida estás atravesando, y el tránsito planetario. Podés entender qué te está pasando y hacia dónde tenés que ir. No te dice qué hacer ni qué te va a pasar, pero es una herramienta. El horóscopo es la destrucción de la astrología. Es sanata porque nadie te puede decir lo qué te va a pasar", sintetizó en una nota.

Gracias a la astrología, Oviedo logró hacer las paces con Milone.

Tanta paz le trajo la interpretación de los astros, que incluso un día se encontró con Milone a almorzar: "Cuando Nito decide blanquear y ellos se casan y mi hijo no quería ir al casamiento, yo me dije: tengo que sanar. Nos juntamos, almorzamos y hablamos de un montón de cosas y ella me dice: ‘¿Por qué vos no te separabas?’. Yo no lo retenía, él quería tener todo. A partir de ahí empecé a tener un vínculo cercano a ella", indicó la ex de Artaza. "Nos comprendimos y lloramos las dos".

Además de su pasión por la astrología, Oviedo volcó su energía a diferentes campañas vinculadas con el medio ambiente, llegando a establecerse como una comprometida defensora de los derechos animales. Entre otras, la ex vedette colaboró en movimientos como Adopción de gorila de montaña para su preservación, Viva el Circo sin Animales, Sin Piel Argentina y la Campaña en contra de la matanza de delfines en Taiji.