Las reseñas en Google no dejan de ser una gran ayuda para las personas que quieren ir a conocer un restaurante. Por eso, aquellos que ya visitaron el lugar pueden comentar su experiencia en Internet y calificar el servicio. Nunca se puede dejar a nadie satisfecho completamente, pero, esta vez la queja de una persona llamó la atención por la "avivada" del negocio, que trasladó al ticket.

Esta vez se trata de una mujer que se mostró enojada con el restaurante Royal Mansion, un lugar ubicado en el Barrio Chino de Belgrano en la Ciudad de Buenos Aires. La furia de la señora fue porque el establecimiento le cobró "adicionales" de platos que ella nunca pidió.

'88 y 93 me lo agregaron ellos!! Tengan CUIDADO', escribió la mujer.
"88 y 93 me lo agregaron ellos!! Tengan CUIDADO", escribió la mujer.

"Almorzamos en el día de hoy, nos trajeron el menú, también el papel donde uno selecciona los platos", empezó contando Melanie Saavedra en su reseña de Google. Luego siguió su relato diciendo que estaba esperando y ve el ticket de la lista de los "supuestos platos" que ella había seleccionado y se da cuenta de que en la cuenta final le habían agregado un plato que ella nunca eligió.  

"Cuando viene la moza a traernos el té para tomar con la comanda, le comenté la situación y me dice ´lo voy a cancelar´, cuando vuelve, trae consigo el plato en su mano, diciendo que ya era tarde", escribió enojada Saavedra.

'Cancelé el postre pero me cobraron el plato 88 que no elegí', dijo Melanie.
"Cancelé el postre pero me cobraron el plato 88 que no elegí", dijo Melanie.

"Vuelvo a mirar el ticket y tenía otro plato más de la misma categoría ´B´ que tampoco había elegido. Me levanto de la mesa, le aviso de nuevo, me pide disculpas y se vuelve a llevar el ticket, donde sí cancela este plato".

Melanie asegura que ella no había pedido esos platos porque en la carta ella escribió con un número en el lado izquierdo y "da la casualidad que los platos ´agregados´ los pusieron en el casillero derecho".

Ante esta situación, la moza que atendía a la mujer "no volvió a aparecer". La clienta dijo que también canceló el postre con otra chica del personal del restaurante que se acercó a la mesa. "Ya me sentí estafada y no tenía ganas de seguir sentada esperando", argumentó Melanie.

"Mi selección del lado izquierdo del casilero", contó la mujer.

Por último, la señora advirtió a los usuarios de Google que tengan cuidado con este tipo de situaciones porque "lamentablemente, uno mismo entra en confusión con tantas opciones que hay en el menú, que te hacen creer que sí los pediste". Cerró su declaración diciendo que no vuelve más y calificó al restaurante de una estrella. Así, bajó la categoría del lugar.  

Acá se puede ver el número a la derecha. Según Melanie "ellos agregaron en mi selección. No tienen vergüenza".

Otra clienta que fue al lugar, también se quejó de Royal Mansion a través de una reseña. Esta vez no fue por los "adicionales" en el ticket, sino que no le gustó la atención. "Los camareros muy desorganizados.", escribió Jesica Raffo.