Falta menos de dos semanas para el primer fin de semana largo del año: debido a los feriados de Carnaval, que este año caen el lunes 28 de marzo y martes 1 de marzo, la mayoría de los argentinos tendrán cuatro días de descanso perfectos para viajar por el país o planear una escapada cerca de la Ciudad de Buenos Aires.

La provincia de Buenos Aires en su basto territorio ofrece pueblos costeros muy tranquilos, pero también lagunas escondidas con costaneras arboladas, deportes náuticos y naturaleza que invita al descanso.

Y si bien algunos sitios como Chascomús o Lobos ya son un clásico, existen extensos  espejos de agua "menos conocidos" para conocer y disfrutar.

 

Puan

Puan, localidad ubicada en el suroeste de la provincia de Buenos Aires, está rodeada de sierras y lagunas.

Por sus aguas tranquilas, la laguna es el paraíso de quienes aman las actividades náuticas, y además promueve el turismo inclusivo, pues el sitio posee senda y rampa para sillas de ruedas. 

Allí se pueden practicar diferentes deportes acuáticos como el esquí, vela y kayak, pero también avistar aves en compañía de un naturalista, realizar paseos guiados en lancha por el sector del balneario antiguo o por el circuito nocturno Vuelta Laguna de Puan, durante los fines de semana.

 

En medio de la laguna está la Isla de Puan, un lugar ideal para la práctica de actividades recreativas y turísticas con un sendero guiado, un centro de interpretación de flora y fauna, un salón de usos múltiples, proveeduría y espacio con parrillas.

La isla del municipio fue declarada en 2001 como "Reserva Natural y Cultural de Usos Múltiples" por su valor arqueológico, natural e histórico.

Tenque Lauquen

Trenque Lauquen es un nombre de origen mapuche y significa Laguna Redonda. Su nombre se debe al espejo de agua dulce que utilizó el Cacique Pincén para refrescar a su manada de caballos.

La ciudad está rodeada de dos majestuosas lagunas, Hinojo sobre Ruta Nacional 5 y Cuero de Zorro sobre Ruta Nacional 33, ubicadas a quince kilómetros del casco urbano.

Ambas ofrecen paisajes de ensueño muy buscados por las personas conocer lugares diferentes y son Ideales para pescadores y para quienes disfrutan de los deportes acuáticos.

 

Cuero de Zorro con sus vientos del norte y noroeste produce condiciones inmejorables para la práctica de kitesurf. El agua es sorprendentemente limpia y clara debido a su constante recambio por el sistema de canales.

Por su parte, Hinojo es por excelencia la laguna del pejerrey, ya que de allí provienen los mejores ejemplares que se pueden degustar en los restaurantes clásicos de la localidad.

Chasicó

Chasicó es una de las lagunas más grandes de la provincia de Buenos Aires, con una extensión de doce mil hectáreas, y además es una de las más importantes en la pesca de pejerrey.

Se encuentra el sudoeste de la provincia de Buenos Aires, ubicada en el partido de Villarino, a unos 700 km de la ciudad de Buenos Aires a través de la Ruta 3. "El turista que nos visita ama la naturaleza y la exploración", sostuvo Marcos Kunich, director del municipio de Villarino, en diálogo con Télam.

El balneario de Chapalcó, ubicado sobre la laguna, se caracteriza por sus playas de suaves declives. “También vienen familias con hijos pequeños porque las lagunas tienen poca profundidad”, explicó Kunich.

También resulta un destino ideal para los amantes de la fotografía que buscan capturar a fauna y la flora lacustre y también la puesta de sol con su diversa gama de colores, que entre noviembre y diciembre tienen una tonalidad entre violácea y rosada. Este sitio se encuentra camino a la laguna. Se trata de un trayecto de 35 kilómetros por fuera de la Ruta Nacional 22, donde se ubican las salinas chicas que forman la depresión más profunda de la provincia por estar a 42 metros debajo del nivel del mar.

Lobos

Tanto el partido como la laguna deben su nombre a los coipos o lobitos de río que habitaban esta región. Fue una zona habitada por los Pampas y Querandíes, ya que sacaban provecho de los recursos naturales disponibles en la región.

Con el tiempo, la laguna se transformó en el principal centro turístico del municipio, puesto que el pueblo de Villa Logüercio y los barrios Bahía de los Lobos y Araucaria viven de esa actividad.

Pasar una tarde frente a la laguna es una experiencia recomendable para cualquier persona que ame los sonidos del agua, los pájaros y disfrute perderse en los atardeceres. Durante el verano, se llevan a cabo avistaje de aves, astroturismo, caminatas, actividades recreativas y feria de artesanos y emprendedores.

Además, los amantes de la adrenalina pueden practicar windsurf, kitesurf y motonáutica. También se pueden alquilar botes o kayaks, y pescar carpas, bagres y pejerreyes desde la costa o en embarcaciones.



Chascomús

La laguna de Chascomús es un espejo de agua cuenta con una extensión de 3.044 hectáreas, dos metros de profundidad promedio, se ubica en la Cuenca del Río Salado y es la más grande del sistema Las encadenadas.

Se trata de una de las más conocidas y también más elegidas para competencias de natación, regatas y triatlones, por sus vientos y fácil acceso

Los treinta kilómetros del camino de circunvalación en el perímetro de la laguna proponen un recorrido singular entre puentes y miradores. Muchos eligen hacer el trayecto en bicicleta y otros realizan safaris fotográficos para captar aves y animales en su ambiente natural.  Además, quienes quieran navegar pueden alquilar botes a remo.

Ver comentarios