Existen muchos destinos para hacer escapadas cerca de la ciudad de Buenos Aires en este verano o en un fin de semana cualquiera. A pocas horas del Obelisco, la provincia de Buenos Aires tiene lugares con acceso al río y perfectos para pasar un día lejos del estrés de la ciudad.

Si estás buscando cortar con la rutina y disfrutar de la naturaleza, a continuación te compartiremos tres sitios con ríos cerca de Buenos Aires.

 

Vuelta de Obligado

Región famosa por la célebre batalla de la Vuelta de Obligado, se convirtió en un pequeño pueblo, que alberga a unos 261 habitantes, y conserva un aspecto que hace pensar que el tiempo se detuvo.

A fines del año pasado, se inauguró un lugar para vacacionar y relajar con todos los servicios en una zona privilegiada del río Paraná. La calle principal llega hasta la vera del río Paraná, donde se encuentra una playa pública que funciona de lunes a viernes de 12 a 20 y los sábados, domingos y feriados desde las 10, con guardavidas, baños, estacionamiento, canchas de fútbol y vóley, paseo de artesanos y otros atractivos.

Además de las zonas de la célebre batalla, en las abruptas barrancas que caen al río Paraná se encuentra un interesante sistema de cavernas entre las cuales la más conocida es llamada Salamanca.

La playa pública de Vuelta de Obligado.

También, en las cercanías de las mencionadas cavernas se encuentra el Castillo de Rafael Obligado -aunque por pocos metros se encuentra en el partido de Ramallo-, cuyos  túneles están conectados con el sistema de cavernas, según cuenta la leyenda local.

Otro sitio a visitar es la Reserva Natural, Histórica y Refugio de Vida Silvestre Municipal Vuelta de Obligado, ubicada contra la costa del Paraná, a sólo 18 km. del casco urbano de San Pedro. 

Se trata de una reserva que conserva fauna y vegetación de la zona y resguarda un pedacito de la historia de Argentina, ya que es donde se libró la Batalla de la Vuelta de Obligado en el año 1845. El acceso al parque es gratuito todos los días.

 

Además, en el Museo Histórico podrás conocer datos de la batalla de la Vuelta de Obligado y ver detalles curiosos como las cadenas que usaron las fuerzas de la Confederación Argentina para cerrar el paso de los barcos anglofranceses que pretendían controlar la navegación de los ríos.

¿Cómo llegar a Vuelta de Obligado?

Las personas lleguen a San Pedro desde Buenos Aires accederá al distrito por ruta 1001 y desde allí continuará viaje hacia el paraje. Quien lo haga desde la zona de Rosario, ingresará por ruta 191 y en su intersección con Mansilla deberá conducir 20 kilómetros.

 

Punta Indio

Punta Indio se ubica en la costa del Río de la Plata y es el destino ideal para los amantes del ecoturismo. Sus calles casi interminables que están envueltas de vegetación y arroyos.

En la parte costera de Punta Indio se encuentra en el Parque Costero del Sur,  una reserva de 30000 hectáreas con vegetación autóctona, entre los que se destacan los Talas, árboles de formas irregulares.

Al alejarse de la costa, la vegetación disminuye y se pueden apreciar los paisajes típicos de la llanura pampeana, con gran diversidad de animales, incluyendo pájaros de más de 100 especies.

Pero no solo se puede disfrutar de su conexión con la naturaleza, el poblado también tiene una exquisita gastronomía, buena oferta de hostels, cabañas y campings para alojarse. Además, en la costa se pueden realizar actividades acuáticas como kayak y kite surfing.

 

¿Cómo llegar a Punta Indio?

El partido de Punta Indio queda en la Provincia de Buenos Aires, a 90 km de La Plata y a 130 de la ciudad de Buenos Aires. 

Desde la Autopista Buenos Aires-La Plata, se debe seguir por la Ruta 2 hasta la intersección con la ruta 36. Luego, hay que continuar por ese camino hasta Verónica. Allí, tomar la circunvalación Verónica-Punta Indio que termina en la Ruta 11.

Punta Indio, el destino ideal para el ecoturismo.

Zárate

Más allá del desarrollo industrial de zona y su famoso puente que une a las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos, Zárate es una opción ideal para disfrutar del Río Paraná.

El Paseo de la Ribera es una de sus principales atracciones. Se trata de un lindo lugar para disfrutar de la costa del río que fue recientemente remodelado, en el cual podés tomar unos mates, andar en bici o salir a correr.

Al otro lado del Río Paraná se ubica la Isla Talavera, considerada una de las más grandes en el delta del Paraná y cuenta con playas que tienen todo lo necesario para ir a pasar el día como turista.

 

Otro sitio de interés es La Quinta Jovita, una de las construcciones más antiguas de la ciudad y que fue donada por los herederos a la Municipalidad de Zárate con la finalidad de constituir en ella la sede del Museo Histórico.

La casa principal presenta las habitaciones de la familia, todas ellas con salida a patios que sirven de verdaderos pulmones, con baldosas de color rojo y la presencia de un aljibe central. Luego, hacia atrás y muy bien delimitadas están las habitaciones dedicadas a la servidumbre, las caballerizas y las cocheras. 

Y aunque existen muchos lugares donde comer, el Mercado de Zárate es el lugar que no se puede pasar por alto. Se trata de un pequeño polo gastronómico en la costanera, ambientado como si se tratase de antiguos conventillos del barrio porteño de La Boca.

El puente Zárate Brazo largo une a las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos.

 

Ver comentarios