La llegada de un fin de semana largo o simplemente pasar un "día de campo", es un buen pretexto para dejar la ciudad de Buenos Aires y alrededores, y visitar otras ciudades de la provincia para "cambiar de aire", degustar un buen plato o conocer otro sitio.

Y esto es posible, ya que el extenso territorio bonaerense permite que los turistas o locales puedan disfrutar de la naturaleza, gastronomía o práctica de algún deporte. Por tal motivo, aquí hay una lista de cinco lugares para pasar una linda jornada en cercanías del río Paraná.

1) San Nicolás de los Arroyos

Denominada “de los Arroyos” por sus límites naturales, la ciudad se extiende a la vera del Río Paraná, adornada por un paisaje de barrancas, islas y bañados. Cuenta con una amplia diversidad de flora y fauna autóctona que conviven en la reserva natural del Parque Rafael de Aguiar.

Esta ciudad es la combinación perfecta entre historia y naturaleza, y por eso, su oferta incluye diferentes áreas de interés turístico como arquitectura, deportes extremos, arte, fe, aire libre y tradiciones.

 

El Eco Parque de San Nicolás de los Arroyos.

Por otro lado, el Eco Parque San Nicolás también funciona como un punto de atención al público para brindar información. Desde ahí, aquellos que quieran pasear por el parque tienen la opción de alquilar diferentes tipos de bicicletas: de paseo, mountain bike, bmx, dobles o eléctricas; hay opciones para los diferentes gustos y son una alternativa divertida para grandes y chicos.

Cabe recordar que el establecimiento está abierto todos los días de 7 a 20 y los autos y motos sólo pueden transitar de lunes a viernes en el horario de 10 a 17, ya que los sábados, domingo y feriados la circulación queda de uso exclusivo para peatones y bicicletas.

2) Baradero

La ciudad se encuentra en la orilla del río Baradero, afluente secundario del Delta del Paraná que nace en el puerto de San Pedro y desemboca en el Paraná de las Palmas. Recorre una distancia de 46 Km y su profundidad mínima se registra en el Km. 32 a pocos metros del balneario municipal de Baradero.

Es ideal para la práctica de deportes náuticos, tales como: remo, vela, esquí acuático, jet esquí, motonáutica etc. Y para los amantes de la pesca ofrece muy buenos ejemplares de agua dulce como patí, surubí, boga, dorado, bagre blanco, armado, carpa, tararira mojarrita.

 

Baradero tiene su balneario municipal.

Además, cuando llega el mes de Febrero, la ciudad de se viste de fiesta y de tradición para dar lugar a uno de los espectáculos más importantes de la Provincia de Buenos Aires de cada verano: el festival de rock.

Con artistas de primer nivel, este evento logra convocar año a año a miles de seguidores de todo el país que se dan cita durante las noches del mismo para acercarse y disfrutar de sus artistas populares en el Anfiteatro Municipal.

3) Ramallo

Esta ciudad ribereña ubicada a 214 kilómetros de Buenos Aires cuenta con una importante infraestructura orientada al miniturismo que incluye servicios de camping, parrillas, bares y restaurantes a orillas del Paraná.

Los turistas pueden disfrutar del río a través de la práctica de deportes náuticos en veleros, lanchas, kayaks, piraguas, motos de agua, tablas de surf y esquíes, y también pescando, y además pueden conocer el casco urbano realizando recorridos guiados por la zona histórica.

Ramallo ofrece deportes náuticos.

Además, Ramallo ofrece playas en los balnearios Municipal y Costa Pobre, y otros atractivos como la Cascada del club Independiente, las islas Lechiguanas, el puerto, el Club Ramallo, el arroyo Las Hermanas, el castillo Rafael Obligado, la estancia el Oratorio y el Club de Vela Barlovento.

El Paseo Costanero, que está desarrollado sobre la avenida San Lorenzo, es una zona de pequeñas barrancas con vistas panorámicas del río Paraná y sus islas, y donde comienza una extensa playa de arena con servicios gastronómicos, parrillas, espacios para acampar y sitios donde pescar y practicar windsurf.

4) Zárate

Esta localidad tiene uno de los puertos más importantes de la provincia, y del país. Ubicada a la margen sur del Río Paraná de las Palmas, la ciudad es conocida por su famoso puente, que une a las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos.

Existen dos museos que visitar en Zárate, el primero es el Museo Histórico Municipal Quinta Jovita, que invita a viajar al pasado para conocer la historia de la ciudad y de estas orillas del Paraná. El segundo es un Museo Provincial de Ciencias Naturales.

 

Zárate tiene su peatonal y su puente.

Aunque hay muchos lugares donde comer en Zárate, el Mercado de Zárate es el lugar que no se puede pasar por alto. Se trata de un pequeño polo gastronómico en la costanera, ambientado como si se tratase de antiguos conventillos del barrio de La Boca. 

Otro lugar que no se puede evitar al visitar Zárate es su costanera. Recientemente remodelado, el Paseo de la Ribera es un lindo lugar para disfrutar de la costa del río. Desde la costanera se puede embarcar en paseos turísticos por el río Paraná de las Palmas. 

También hay gran variedad de campings y recreos para elegir y casi todos están en la Isla Talavera y son privados, por lo que hay que pagar para ingresar y disfrutar de las instalaciones. Por supuesto que también se puede optar por pasar la noche en alguno de estos campings, ya sea armando carpa o alquilando una cabaña. 

5) San Pedro

A 164 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y a 140 kilómetros de Rosario, y con una amplia variedad de opciones en alojamiento, San Pedro es un cable a tierra para turistas que provienen de las grandes urbes.

Recorrer las amplias calles del casco histórico, a pie o en bicicleta, disfrutar de las barrancas en sus tardes de sol, acampar en algunos de sus campings o navegar las aguas del rio Paraná son algunas de las tentaciones de nuestra hermosa ciudad.

San Pedro, otro atractivo para disfrutar.

Durante todo el año una agenda de espectáculos y fiestas como La Fiesta de La Ensaimada, Las Colectividades, el famoso Festival de Musica Country que atrae publico de diferentes ciudades y países, son solo algunas de las opciones que tiene el turista para descubrir en su estadía por San Pedro.

Además, posee una serie de carros costaneros, restaurantes a la orilla del rio, asadores criollos, pescados de rio y delicias artesanales propias del lugar.

 

Ver comentarios